Tijuana, BC. El nivel de eficiencia logística y la competitividad regional se verán favorecidos a raíz de que Estados Unidos permitirá el ingreso de camioneros mexicanos a su territorio, aseguró el Centro SCT de Baja California.

Luego de tres años de haber iniciado el Programa Piloto de Autotransporte Transfronterizo de Carga de Largo Recorrido México–Estados Unidos, el cual le permitió medir la seguridad con que estas empresas operan, el Departamento de Transporte (DOT) emitió la semana pasada su veredicto.

El centro Baja California de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), a cargo de Alfonso Padrés Pesqueira, informó que el reporte del DOT destaca que los objetivos del programa piloto se cumplieron en tiempo y forma, por lo que se decidió abrir la convocatoria a nuevas solicitudes.

Antecedentes

Cabe recordar que en el 2011 se firmó el memorándum de entendimiento entre la SCT y el DOT sobre los servicios de autotransporte transfronterizo de carga internacional, en el que ambos países acordaron el funcionamiento de un programa piloto.

Este programa tenía como objetivo evaluar el cumplimiento de los estándares de seguridad por parte de los transportistas mexicanos que realizan operaciones transfronterizas, el cual se realizó entre el 14 de octubre del 2011 y el 10 de octubre del 2014.

El centro SCT detalló que a las 15 compañías mexicanas que participaron se les realizaron 5,545 inspecciones, 35% más de la muestra necesaria, mismas que demostraron que mantuvieron un porcentaje menor en cuanto al rango denominado criterio de fuera de servicio , comparado al de los transportistas estadounidenses.

Este reporte toma en consideración los informes presentados por el Motor Carrier Safety Advisory Committee (MCSAC), asesor de la administración de seguridad en el autotransporte de carga de Estados Unidos, y el de la Oficina del Inspector General del DOT, que fueron publicados previamente , explica.

En el caso de Baja California, ninguna empresa transportista se inscribió en este programa piloto, pues afirmaron que se trataba de un programa desigual y con poca certidumbre, por lo que esperan que ahora el alcance sea diferente.

Inició con desinterés

De acuerdo con Alfonso Esquer Millán, ex presidente de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar) en Baja California, desde el 2007, cuando se puso en marcha un primer programa piloto, éste no funcionó, en gran medida por ser un programa temporal.

El empresario argumentó desinterés por parte de los transportistas en dicho programa, en el cual ninguno de los afiliados se inscribió por no encontrarle beneficios.

[email protected]