El gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, informó que se terminó la crisis de desabasto de gasolina en el estado.

El mandatario puntualizó que el servicio del suministro no ha llegado todavía a 100%; actualmente se encuentra en 80% y las largas filas de automóviles esperando por la gasolina, comentó, ya desaparecieron.

Rodríguez Vallejo recordó que los días más críticos fueron del 4 al 7 de enero, donde se tuvo en promedio 10% de gasolineras abiertas de 600 que hay en la entidad.

Por ello, acotó, se realizaron diversas acciones para contrarrestar la crisis, una de ellas fue gestionar con el director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero, que se pudiera lograr la apertura de la terminal de Irapuato para rehabilitar las vías y llegaran los trenes con gasolina, así como contar con llenaderas para abastecer a las pipas

Gracias a esta medida, ya se reciben trenes de Minatitlán y Brownsville, Texas, lo cual ha permitido agilizar los tiempos de suministro, manifestó el Ejecutivo estatal.

Vínculo entre particulares

El gobernador refirió que también se hizo un vínculo entre particulares, para lo cual se llevó a cabo una visita de trabajo al estado Texas para que éstos puedan comprar gasolina, por eso, indicó, ya en los próximos días serán 100 empresas que ya no dependerán de Pemex; antes de la crisis eran 23 firmas.

Explicó que un carro-tanque tiene la capacidad de transportar 110,000 litros, de ahí su importancia de este tipo de unidades. Pero lo relevante para aumentar el suministro de gasolina en la entidad, aseguró, es la apertura total de los ductos de Pemex.

Diego Sinhue Rodríguez señaló que Guanajuato recibe gasolina de tres terminales, la de Celaya, que atiende a 16 municipios incluyendo uno de Michoacán; la de Irapuato, que da cobertura a 11 municipios, y la de León, que brinda servicio a cinco localidades y se cuenta con una terminal privada en San José Iturbide, que también abastece a una cantidad importante de localidades del estado.

“Además lanzamos un plan energético, que ya estamos por definir a la empresa que va encabezar esta propuesta, actualmente tenemos cinco empresas que han mostrado sus respectivas propuestas”, añadió.

Por último, dijo que la crisis de desabasto de gasolina generó pérdidas económicas por 15,000 millones de pesos, afectando principalmente a los sectores de comercio y turismo, “por eso hacemos un llamado al gobierno federal para que se pueda hacer un plan de incentivos fiscales para los guanajuatenses”.

estados@eleconomista.mx