Un grupo de vecinos de Jardines del Pedregal de San Ángel, en la delegación Álvaro Obregón, bloquearon durante dos horas, de 7 a 9 de la mañana, la calle Agua en la  esquina con avenida San Jerónimo, para exigir a la solución de los problemas que enfrentan en esa zona, como aumento del ambulantaje, inseguridad y construcciones irregulares de inmuebles.

Fernando Trejo Veytia, vocero del movimiento ciudadano La Voz del Pedregal, denunció que en los últimos dos años ha incrementado hasta seis veces el ambulantaje (calculan que operan 200 comerciantes en toda la zona) y se duplicó la inseguridad, por lo que han solicitado apoyo de la delegación, e incluso de diputados locales de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal; sin embargo, no han recibido ninguna respuesta de la autoridad.

En los últimos seis meses, aseguró, han acudido más de 10 veces a la delegación y solicitado hablar con María Antonieta Hidalgo Torres, pero en todas las ocasiones las peticiones han sido ignoradas.

“La principal exigencia es el retiro inmediato de todo el ambulantaje en Jardines del Pedregal por dos razones: primero, por seguridad y segundo, porque es patrimonio cultural. Los ambulantes no todos son comerciantes, algunos son informantes y son halcones y nos están vigilando todo el día para ver cuándo meterse a nuestras casas, cuándo robar nuestras llantas, se roban perros (...) no todos, pero como no sabemos quién es comerciante o quién viene a vigilarnos, exigimos el retiro”, mencionó.

Agregó que “nadie tiene la voluntad política de quitar al comercio ambulante porque es un negocio. Ellos mismos cobran las cuotas. La ilegalidad está incrustada en el gobierno como negocio; están coludidos”.

Asimismo, como medida de seguridad, señaló la necesidad de cerrar algunos accesos al Pedregal en algunos horarios; en primera instancia serían la calle Agua y el Bulevar de la Luz, los cuales podrían tener paso libre de 9 de la mañana a 10 de la noche.

“Si alguien delinque en la zona, tiene demasiadas oportunidades para salirse”, sostuvo.

obras y escasez de agua

El vocero del movimiento expuso que otro de los principales problemas de la zona es el desarrollo de obras irregulares, las cuales provocan escasez de agua, ya que, a decir de él, la zona, en la que actualmente residen 5,000 familias estaba pensada sólo para cierto número de habitantes y actualmente no existe autoridad alguna que detenga la construcción de grandes complejos.

Alrededor de las 9 de la mañana los vecinos colocaron pancartas en los postes de la calle, en las cuales se leían consignas como “Los vecinos de Jardines de Pedregal exigimos a las autoridades seguridad, mejores calles, no más ambulantes, no más construcciones irregulares. Cero tolerancia a la destrucción de nuestra colonia”.

Ante la nula respuesta del gobierno capitalino, Trejo Veytia adelantó que tienen planeada una manifestación por mes en distintas calles de la zona hasta que las autoridades correspondientes atiendan sus solicitudes.

[email protected]