Puebla, Pue. Luego del plan de reclasificar las regiones de Puebla para pasar de siete a 22 por parte del gobierno local, el Consejo Estatal Agropecuario (Ceagro) presentará un proyecto para impulsar la creación de cooperativas de acuerdo con el tipo de actividades productivas y atraer inversiones en el sector agroindustrial.

Ignacio Menéndez Priante, presidente de Ceagro, explicó que se contempla un plan para potencializar y rescatar al campo de la subutilización, que en la actualidad tiene 45,000 hectáreas en esas condiciones, pero se requiere un presupuesto anual de 1,500 millones de pesos y no 680 millones como se destinó en el presente año.

Las cooperativas, dijo, contribuirán a mejorar ingresos y tocar puertas de clientes potenciales como las empresas de alimentos.

Indicó que es necesaria la integración de un consejo consultivo estatal que contribuya a la identificación de los cultivos con mayor rentabilidad para sembrar según el tipo de región, así como impulsar proyectos con la entrega de semillas y fertilizantes de calidad para fortalecer las actividades agrícolas existentes.

Sostuvo que la autoridad estatal requiere de expertos en los distintos sectores que conforman la economía; “en el caso del agro, es importante consolidarlo para también aumentar la superficie cultivada que se mantiene desde hace 20 años en 1 millón de hectáreas, de las cuales 60% está destinado al maíz, desaprovechando otros cultivos que darían más ganancias a los campesinos”.

Lo anterior, indicó, impulsando la reutilización de hectáreas cultivables abandonadas, sobre todo en las sierras Norte, Negra y Nororiental por el fenómeno de la migración, tierras que por el tipo de clima pueden tener una rentabilidad de tres veces más con la siembra de frutas y legumbres adecuadas por el tipo de clima.

Organizaciones productoras

Las acciones deben tomar en cuenta organizaciones productoras, a fin de impulsar cultivos como guayaba, manzana, tejocote, duraznos, bambú, plátano, naranja, mandarina, pera, entre otros, los cuales se pueden adaptar al clima de algunas regiones del estado, acotó Menéndez Priante.

Explicó que la siembra del maíz, así como otros granos en zonas frías que se encuentran en el Valle de Serdán y el norte del estado sólo dejan cosechas para el auto consumo y no para sacarle provecho como negocio, “hay un gran reto para las autoridades estatales en primera instancia y después para la Federación en apoyos para Puebla”.

Insistió en que se debe invertir más en tecnificación al campo para evitar que siga el abandono de las tierras, así como convencer a los productores de que saquen provecho a las denominaciones de origen de la vainilla y el mezcal, que abren las oportunidades de exportación.

[email protected]