Las precipitaciones registradas la semana pasada a causa del huracán Beatriz no pueden tomarse como el inicio de la temporada de lluvias, explicó el delegado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Heinz Dobler Mehner, por lo que se mantiene latente la posibilidad de declarar al estado como zona de desastre.

Y es que existe diferencia entre las lluvias que se registran de manera natural a las que son provocadas por huracanes, de tal manera que las precipitaciones de la semana pasada pueden ser fenómenos aislados que no salven los cultivos para los productores del campo queretano.

La sequía ha impedido la siembra de 100,000 hectáreas de cultivo de temporal, por lo que podrían sustituir la siembra de maíz y sorgo por avena y maíces de ciclos cortos como medidas alternas que requieren menor cantidad de agua.

Entonces, sí tendríamos que considerar en hacer una declaratoria de siniestro. Se tendría que hacer la solicitud de siniestro y aquí interviene la Comisión Nacional del Agua, que es la que determina cuáles son los municipios atípicos , advirtió.

En Querétaro existen 160,000 hectáreas de cultivo, de las cuales 60,000 ya están sembradas y 100,000 se perdieron por sembrarse fuera de tiempo.