El presidente Enrique Peña Nieto anunció la ampliación del Programa de Reactivación Económica y Desarrollo Productivo para Campeche y Tabasco, instrumentado desde mayo del 2016 para mitigar los efectos negativos ocasionados por la disminución de la actividad petrolera en ambas entidades federativas.

De gira por Tabasco para entregar la primera etapa del libramiento Villahermosa, el proyecto hidrológico para proteger a la población de inundaciones y aprovechar mejor el agua y la modernización de un tramo de la carretera Villahermosa-Cárdenas, el mandatario respondió de inmediato a la petición que minutos antes le había hecho durante su alocución el gobernador del estado, Arturo Núñez Jiménez (PRD).

“Me quiero comprometer a sumar acciones a las que anunciamos hace dos años, que sirvieron y mitigaron los efectos en la caída de la actividad petrolera en este estado (...) Acciones de muy corto plazo, como es el financiamiento, a través de Nacional Financiera, como es a partir del Instituto Nacional del Emprendedor, para apoyar a las pequeñas y medianas empresas, para que Petróleos Mexicanos (Pemex) haga inversiones específicas aquí en Tabasco, pueda pagar a los proveedores que eventualmente tienen pasivos y acelere estos pagos”, destacó.

Las nuevas acciones del referido programa, dijo, permitirán dar oxígeno a la actividad económica del estado de Tabasco.

“Tenemos oportunidad, señor gobernador, todavía, de impulsar ya en la recta final, pues quedan poco más de 10 meses a la administración (federal), igual que a la suya, de dedicar recursos para hacer más inversión pública y que eso genere empleo en esta región y podamos mitigar, repito, lo que contrasta, lo que está pasando aquí, en Tabasco, y hay que decirlo también, en el estado de Campeche, con el resto del país”, manifestó el Ejecutivo federal.

A diferencia del resto del país donde hay crecimiento económico y generación de empleo, amplió, Tabasco sigue en un bache porque su actividad económica está muy vinculada y concentrada en el sector petrolero, mismo que se habrá de reactivar próximamente como resultado de la reforma energética.

Asociaciones

“Hoy lo que hemos decidido, a partir de la reforma energética, es que Pemex, como empresa productiva del estado, pueda hacer asociaciones con el sector privado (...) y eso nos va a permitir, en el mediano plazo, en los siguientes cinco o 10 años, nuevamente recuperar nuestra capacidad productiva (de petróleo)”, expuso.

Pero mientras eso sucede “no podemos quedarnos sólo en ello”, abundó, por lo que se requiere diversificar las actividades productivas para que haya oportunidades y empleo para los tabasqueños.

Reconoció que las acciones para reactivar la economía de Tabasco y Campeche que llevan dos años instrumentándose apoyaron la recuperación del trabajo, pero que, “la verdad, no ha sido suficiente. Todavía tenemos una merma”.

Defendió que la tasa de desempleo de 3.1% es la “más baja”; hay países muy desarrollados, explicó, que tienen tasas de desempleo de más de 10 o 15 por ciento.

rramos@eleconomista.com.mx