Guadalajara, Jal. Al menos 100 municipios de Jalisco podrían quedarse sin gasolina a partir de este jueves en rechazo a la disposición del gobierno federal que obliga al sector a dejar de utilizar sus pipas distribuidoras y emplear el servicio de una tercera empresa, que será contratada por Petróleos Mexicanos (Pemex).

La medida podría replicarse en 21 entidades del país a partir de la próxima semana. Y es que la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas) amenazó con suspender la venta de combustible en repudio a la nueva disposición.

Es un daño económico importantísimo y hay el peligro de que emplacemos a un paro en Jalisco de las estaciones de servicio porque estamos siendo agredidos por Pemex en el despojo de nuestras pipas o autotanques , aseguró el presidente de la Amegas, Pablo González Córdova.

La Amegas y la Unión de Gasolineros de Jalisco, Colima y Nayarit convocaron a sus afiliados a una reunión urgente para decidir las medidas que adoptarán en repudio a la nueva disposición.

CAMBIA MECANISMO

Mediante oficios, la paraestatal les notificó que, a partir del 21 de septiembre próximo, el reparto de gasolinas y diésel que se realiza desde las terminales de almacenamiento y reparto El Castillo y Satélite hacia las estaciones de servicio se realizará con equipo propio de Pemex en el rango de 120 kilómetros de radio de dichas terminales o con equipo propiedad de un tercero, contratado por Pemex Refinación.

El Presidente de la Amegas aseguró que la medida agrede la ley al despojar a los gasolineros que somos fleteros y advirtió que propietarios de estaciones de servicio en 21 estados de la República han manifestado su inconformidad, por lo que un posible paro gasolinero nacional, lo que podría decidirse el martes durante la asamblea que se realizará en la ciudad de México.

De las 720 gasolineras que hay en Jalisco, aproximadamente 350 ubicadas en la zona metropolitana de Guadalajara se surten con pipas de Pemex Refinación, pero en más de un centenar de municipios fuera de la metrópoli, son los mismos gasolineros quienes transportan el combustible mediante su propio flete.

La mayoría tenemos nuestras propias pipas y Pemex las quiere quitar para dárselas a un tercero, un amigo, un compadre, no sé quién sea (…). Nuestras 300 pipas no vamos a dejarlas en un museo nada más de resguardo , sentenció.

Lo que no aceptamos es que se tomen este tipo de medidas al cuarto para las 12 que se va el sexenio, que se va el gobierno federal , añadió.

Los estados que se sumarían a las medidas son Quintana Roo, Campeche, Yucatán, Chiapas, Oaxaca, Tabasco, Guerrero, Puebla Tlaxcala, Morelos, San Luis Potosí, Hidalgo, Jalisco, Colima, Nayarit, Nuevo León, Sinaloa, Baja California, Tamaulipas, Veracruz y el Distrito Federal.

promo@eleconomista.com.mx