Monterrey, NL. El sector industrial de Monterrey advirtió que entre 300 y 400 millones de dólares de inversiones se irían de Nuevo León a otros estados y se dejarían de generar alrededor de 18,000 empleos en el 2013, en caso de aprobarse el aumento de 2 a 3% en el Impuesto Sobre Nómina (ISN), como lo plantea el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz.

El presidente de la Cámara de la Industria de la Transformación (Caintra), Eugenio Clariond Rangel, aseguró que se dieron a la tarea de investigar todas las leyes de ingresos de los estados de la República Mexicana y en 27 de las 31 entidades tienen una tasa impositiva del Impuesto Sobre Nómina de 2% o inferior.

Incluso, comentó que solamente Campeche y Coahuila tienen una tasa impositiva de 3%, por lo que consideró al mantener en 2% ese gravamen, la entidad estaría en el rango de la mayoría de los estados; de lo contrario, vaticinó que Nuevo León comenzará a perder competitividad y atracción para las inversiones.

ESTUDIO DE CASO

Ejemplificó que en Coahuila, donde se elevó el Impuesto Sobre Nómina de 2 a 3 % para el ejercicio del 2012 -bajo el argumento de sanear sus finanzas-, se desaceleró la economía durante el primer semestre, en comparación con el mismo periodo del año pasado, al pasar de 6.58 a 5.86 por ciento.

En el caso de Nuevo León, el incremento a este impuesto tendría un efecto negativo inmediato sobre la competitividad y en consecuencia en el crecimiento económico esperado para el 2013, y podría registrar un decrecimiento de 2 puntos porcentuales , advirtió.

Manifestó que de acuerdo con un sondeo realizado por ese organismo, las empresas manufactureras reducirían 5% su plantilla laboral y 10% el capital destinado a ampliaciones y en activos fijos.

CON CARGO A LA IP

Al finalizar una reunión entre los consejeros de ese organismo, a la cual asistió como invitado el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CEE), Gerardo Gutiérrez Candiani, el líder de los industriales de Nuevo León exigió al gobernador Rodrigo Medina ponerse las pilas para lograr más ahorros en el aparato burocrático de su administración.

Sostuvo que la propuesta de elevar el Impuesto Sobre Nómina en Nuevo León implica extraer alrededor de 1,433 millones de pesos de las empresas, recursos con los cuales la Iniciativa Privada podría contratar y pagar alrededor de 15,745 trabajadores.

[email protected]