A través de los cursos impartidos por los cerveceros artesanales de Querétaro, para la elaboración de cerveza, han surgido interesados en crear su propia marca, y se estima que puedan concretar su proyecto este año.

Antonio Reséndiz, empresario de la Cervecería Alquimia, acotó que el primer objetivo de la impartición de los cursos es para acercar a la gente al mundo de la cerveza.

Desde el 2011 dimos dos cursos a nuestros amigos y compañeros de trabajo, y varios siguieron haciendo cerveza, otros no, pero uno de ellos piensa poner su propio bar y elaborar su bebida , compartió.

Durante el 2012 –indicó- se continúo con la inquietud de seguir con más cursos y así lo hizo, aunque la diferencia fue que los ofrecieron a un público más amplio de queretanos.

En los cursos comenzamos desde cambiar la mentalidad de lo que es una cerveza industrial a otra artesanal. Ésta es más elaborada, de un costo elevado, son más especiales por sus sabores, texturas y aromas , precisó.

El cervecero mencionó que la gente debe tener un conocimiento amplio de las bebidas que consume, dado que en el caso de las cervezas no sólo existen las claras y las oscuras de las grandes empresas cerveceras.

Antonio Reséndiz se reunió con quienes se capacitaron en el más reciente curso, por lo que realizaron una cata de las bebidas, en la que se califica el resultado de las recetas que eligieron y decidieron elaborar.

Durante la cata, Andrés Álvarez y Sergio Menchaca aseguraron que después de haber tomado sus primeras clases crearán su firma para este año y asegura que ésta será queretana.

Antonio Reséndiz platicó que en el reciente curso elaboraron estilos de cerveza de diferentes nacionalidades como Ipa negra, Stout, Porter y Brown ale, eligidas –de acuerdo a sus gustos- de las recetas del catálogo de Alquimia.

El propietario de Alquimia, y de la franquicia Beer Box de Querétaro, explicó que estos tipos de cursos también son para generar una cultura del buen beber, porque también se aprende cómo degustar y beber esta bebida.

Cómo debo servirla, por qué a cierta temperatura, por qué en cierto tipo de cristalería, por qué no se bebe directamente de la botella. Es la cultura de cómo y por qué beber una buena cerveza .

Para este año –adelantó- él y su socio Oscar Cortés tienen proyectado ofrecer cuatro cursos, para que la gente se interese y acuda a conocer la elaboración de cerveza.

Además es interesante y gratificante que quienes han tomado los cursos regresan y nos comparten que ya están haciendo su cerveza o que pondrán su negocio, eso nos reconforta y nos motiva a seguir adelante , sostuvo el empresario.

[email protected]