Monterrey, NL. Fibra3 iniciará a finales de abril la construcción del Chinatown Monterrey, proyecto que busca replicar en otras ciudades del país y alcanzar 18 desarrollos en los próximos cinco años, afirmó Rafael Jiménez, director general del fideicomiso.

La inversión de Chinatown Monterrey ascenderá a 544 millones de pesos y se estima que iniciará operaciones en octubre del 2019.

Será una plaza comercial especializada en temas de tecnología. El proyecto total contempla 6,107 metros cuadrados de construcción y 3,360 metros cuadrados de área rentable, se localizará en la avenida Pino Suárez, en el centro de la ciudad.

“El flujo de ese punto lo hace atractivo para locales comerciales de una manera extraordinaria, ya que por ese lugar pasan más de 170,000 personas diarias”, aseguró Rafael Jiménez.

A mediano plazo, la intención es replicar el modelo de negocio en todo el país, “somos dueños de la marca Chinatown en México, y estamos haciendo un modelo de negocios replicable”, destacó.

Por ello, se está evaluando abrir plazas comerciales con este modelo en Ciudad de México, Querétaro, Guadalajara y León, que está teniendo una dinámica comercial importante.

A largo plazo, la intención que tiene Fibra3 es llegar a Latinoamérica con el modelo de negocios de Chinatown.

modelo asiático

Chinatown es un modelo de negocios que está probado a nivel mundial, ya existen más de 40 en diferentes ciudades y continentes.

“Todos son modelos muy exitosos, por eso Fibra3 se dio a la tarea de importar este modelo de negocios a Monterrey”, detalló.

En este proyecto de Monterrey se especializarán en el tema de la tecnología.

“El modelo es chino totalmente, la arquitectura y el comerciante; entonces eso nos da una experiencia real, honesta, de un Chinatown”, expresó Jiménez.

En Monterrey, estimó, hay más de 1,500 familias de ese origen y ya empiezan a acercarse al proyecto para rentar locales.

“El compromiso que tenemos con ellos es que Chinatown maneje siempre tres precios: menudeo, medio mayoreo y mayoreo”, añadió el director general.

Aclaró que el complejo no tendrá restaurantes, ya que la intención es que la plaza no se vea afectada con temas de olores, grasas y demás.

estados@eleconomista.mx