Guadalajara, Jal. Pese a que las proyecciones de crecimiento económico en México al término del sexenio es de apenas 1% anual en promedio, los cinco estados que conforman la Alianza Centro-Bajío-Occidente sí podrían alcanzar el incremento de entre 4 y 5% como prevén sus respectivos gobernadores.

Al hacer un análisis de las condiciones económicas de Jalisco, México y el mundo, y las proyecciones para este 2020, economistas de la Universidad Panamericana (UP) campus Guadalajara anticiparon que Jalisco, Aguascalientes, Guanajuato, San Luis Potosí y Querétaro tienen condiciones que favorecen el cumplimiento de la meta.

“Si se recobra la confianza perdida por una serie de errores de política económica y si realmente se reactivan los proyectos de inversión que se tienen planeados, sí lo lograrían”, afirmó Nora Ampudia Márquez, catedrática de la UP.

Destacó, entre las fortalezas de la región, su persistente política de atracción de Inversión Extranjera Directa y la inversión en infraestructura básica que han realizado los cinco estados.

De acuerdo con Ampudia Márquez, los gobiernos de los estados que conforman la alianza han tenido una visión de largo plazo en sus políticas públicas enfocadas al desarrollo económico, por lo que a pesar de los cambios de partido en el gobierno han mantenido niveles de crecimiento por arriba del promedio nacional.

“Esa persistencia que no ha cambiado con los partidos políticos, a mí me dice que tienen una visión de largo plazo que es lo que nos falta a nivel país. Una visión de largo plazo para tener mejor infraestructura, mejores carreteras, puertos secos, transporte, y en eso se ha invertido”, señaló.

Caso Jalisco

Al destacar los factores por los que Jalisco tiene un mejor desempeño económico que el resto del país, Nora Ampudia refirió que, en los últimos siete años, el crecimiento del PIB estatal ha estado por arriba del nacional, favorecido por la diversificación de la actividad económica en la entidad.

“El sector agropecuario es fuerte, el sector de la manufactura es fuerte, el sector de servicios, hotelería, turismo y servicios financieros también tienen buen desempeño. El tener una economía diversificada permite sortear mejor las crisis porque otros sectores vienen a compensar a los que caen”, detalló la economista.

Añadió que otros factores que favorecen el mayor crecimiento económico de Jalisco son su ubicación geográfica estratégica, mano de obra calificada, el clima benigno que favorece al sector agroindustrial, además, las remesas que recibe.

La académica enfatizó además que los sectores económicos en los que Jalisco destaca como la industria alimenticia, la de bebidas y la electrónica, están estrechamente vinculados a la economía de Estados Unidos que se prevé, dijo, seguirá creciendo, lo que favorece las proyecciones para este estado.

[email protected]