Los gobernadores que integran la Alianza Federalista dijeron que le toman la palabra al presidente Andrés Manuel López Obrador y confiaron en que sea cierto que el gobierno federal permitirá a los gobiernos estatales adquirir vacunas contra Covid-19.

Dijeron que si bien el presidente López Obrador ha mencionado que se autorizará la compra de las vacunas por parte de los gobiernos locales y particulares, “se debe de tener en cuenta que la misma es una vacuna de emergencia y por lo tanto, para adquirirla en los mercados internacionales, habría que revisar primero los protocolos y normas sanitarias”.

Argumentaron que la producción mundial de las vacunas cuenta con contratos de compras desde hace meses, lo que hace difícil encontrar disponibilidad en los laboratorios y por ello Consideraron que el anuncio de de hoy fue "tardío y engañoso, pero haremos un esfuerzo para lograr fortalecer desde lo local la Estrategia Nacional de Vacunación”.

“Los gobiernos de la Alianza nos comprometemos a formar comisiones estatales de la mano de la iniciativa privada, a fin de reunirnos a la brevedad con el Gobierno de la República, para conocer los procedimientos y protocolos de adquisición e importación de la vacuna, esperando que el compromiso del Gobierno Federal, sea verdaderamente de facilitador en la adquisición de las mismas”, dijeron.

También se pronunciaron porque sea personal de salud de los estados quienes coordinen, de manera conjunta con las autoridades federales, las jornadas de vacunación.

“La planificación de cuántas vacunas son distribuidas para cada Estado, hasta ahora sólo para el personal de salud, no responde a la necesidad verdadera de cada Entidad, desde el primer nivel de atención, hasta en las áreas administrativas que siguieron prestando un servicio esencial para la comunidad”, dijeron.

jorge.monroy@eleconomista.mx