Puebla, Pue. La Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) local alertó a estudiantes foráneos que regresarán a clases a partir de agosto a que eviten rentar departamentos que se anuncian por redes sociales, ya que están pidiendo depósitos de entre 8,000 y 10,000 pesos cuando ni siquiera son los propietarios de los inmuebles quienes hacen las publicaciones.

Maricela Rodríguez Pereyra, presidenta de la organización, indicó que ese mercado foráneo representa entre 40 y 60% de la matrícula de las universidades privadas en la entidad, que están entre Puebla y los municipios de San Pedro Cholula y San Andrés Cholula.

En este tenor, llamó a los padres de familia para que eviten hacer operaciones con quienes hacen ese tipo de publicaciones y mejor recurran a un agente inmobiliario o lleguen a Puebla para visitar los inmuebles disponibles, ya que habrá estafadores que aprovecharán de nuevo la alta demanda de espacios para los estudiantes foráneos, que provienen sobre todo del sur-sureste del país.

Indicó que el promedio de renta de un departamento sencillo oscila entre los 4,500 y 6,000 pesos, lo cual llegan a costear entre dos estudiantes, sobre todo ahora que la economía es incierta para las familias.

Consideró que a partir de junio es cuando iniciará la demanda de departamentos, para lo cual hay disponibles alrededor de 2,500 de los cuales casi 100% se desocuparon desde abril del 2020, a raíz de la pandemia de Covid-19.

Mercado

La dirigente de la asociación recordó que la contingencia sanitaria trajo un desplome del mercado y los dueños de los inmuebles no vieron ingresos durante más de un año, aún cuando estuvieron ofreciendo rentas con descuentos de 50 por ciento.

Rodríguez Pereyra destacó que este mercado ha ido al alza en los últimos ocho años, ya que Puebla alberga los campus de algunas de las universidades más importantes del país y eso atrae a los jóvenes, quienes eligen llegar a la entidad en lugar de irse a la Ciudad de México porque “es un poco más barata la vida y no tiene tantos problemas de inseguridad”.

Comentó que en el estado hay 450 universidades que representan una matrícula de 250,000 estudiantes, por lo cual hay un mercado foráneo importante que contribuye a darle dinamismo al sector inmobiliario a lo largo del año, ya que en gran parte de los periodos de vacaciones de verano los jóvenes se quedan, y sólo se van en diciembre durante un mes.

Descartó que debido al regreso a clases haya inversiones para construir departamentos para estudiantes, ya que al igual que otros sectores la prioridad es recuperarse económicamente y para el próximo año ver las posibilidades dependiendo de cómo evolucione la contingencia sanitaria.

No obstante, confió que se recupere rápido la ocupación de departamentos por parte de universitarios, pero también dependerá de que no haya algún rebrote de contagios de Covid-19 y eso obligue a cambiar los planes por las autoridades respecto al próximo ciclo escolar.

estados@eleconomista.mx