Coacalco.- Es responsabilidad del Congreso del Estado hacer auditorías a las administraciones municipales salientes y a través del órgano de fiscalización aplicar las sanciones si se detectan anomalías, dijo el gobernador Eruviel Ávila.

Precisó que es respetuoso de la ley y ante los problemas financieros que dejaron varios ex alcaldes, deberá ser el Congreso local el que determine si hubo o no irregularidades que deben ser sancionadas.

Negó que haya municipios en quiebra, y aseveró que sólo hay algunos con problemas y el gobierno del estado coadyuvará dentro de sus posibilidades financieras con las nuevas administraciones.

Puntualizó que además se les invitará a sumarse a la aplicación de medidas de austeridad para tener ahorros y mas recursos para obras.

apr