Cancún, Qroo. El Dragon Mart Cancún modificó su esquema de negocios y el tamaño del recinto donde se ubicará con el fin de adaptarse a las limitantes ambientales y tranquilizar a la oposición que ve en el proyecto el riesgo de un ingreso indiscriminado de mercancías chinas que afecten a la economía local y regional.

En conferencia de prensa, el director del Dragon Mart Cancún, Juan Carlos López Rodríguez, dijo que en atención a diversas reuniones con cámaras industriales en las que se manifestó el interés de empresas mexicanas y de otros países en participar, el esquema de negocios se abrirá a la exhibición de mercancías de empresas provenientes de Brasil, Canadá, Venezuela, Panamá, República Dominicana, Corea, Japón y Vietnam, con los cuales negocian contratos de promoción.

Con este cambio, dijo, la empresa reduce riesgos financieros, al diversificar en más de dos mercados sus potenciales arrendatarios, además de sus fuentes de ingresos.

Bajo este esquema, el recinto comercial albergará a pequeñas y medianas empresas que ocuparán locales de exhibición de 25 metros cuadrados en diversos segmentos, tales como autopartes, iluminación, materiales para construcción, equipamiento de inmuebles, eléctrico, electrónico y alimentos.

La otra modalidad de venta será el llamado megacentro de exhibición, con espacios de 2,500 a 10,000 metros cuadrados para que una sola empresa exhiba sus productos en los siguientes segmentos: juguetero, joyero, de maquinaria agrícola, mueblero, equipo médico y ferretero.

Se anunció también la inclusión del Pabellón México, un espacio ubicado en la entrada principal del desarrollo comercial que será destinado a las empresas provenientes del interior de la República con el fin de que cada estado cuente con un espacio permanente para que sus micro y pequeños exportadores puedan dar a conocer sus productos .

Mediante cláusulas muy específicas de arrendamiento so pena de recesión del contrato, se garantizará que quienes ocupen los espacios comerciales no incursionen en la venta de mercancías distintos a las estipuladas previamente, con principal atención a todo lo que tiene que ver con calzado y confección de textiles, añadió López Rodríguez.

Incluso se está negociando un acuerdo con la Concamin en el que el Dragon Mart se compromete a no incursionar en la venta de calzado y confección de textiles, por tratarse de sectores altamente sensibles para los intereses de la industria nacional.

Este convenio se firmará a más tardar en enero y es -principalmente- en atención a las inquietudes que distintas cámaras empresariales manifestaron respecto a los riesgos de que el proyecto se convierta en la puerta de entrada a maquila china de menor costo, añadió.

MENOS CASAS

El otro anuncio dado a conocer confirma la información que publicó El Economista meses atrás respecto a la modificación del Plan Maestro del proyecto. Los dos cambios principales son la reducción del número de viviendas proyectadas para la zona residencial del Dragon Mart Cancún, de 2,200 a 720, que -a su vez- significa una baja en el número de ciudadanos chinos que se prevé que lleguen a vivir. El otro cambio significativo es la eliminación del hotel que se proyectaba al interior de los límites del recinto.

[email protected]