Ahorros de hasta 60% en los consumos de energía eléctrica se consiguen con el uso de aire comprimido en las industrias, destacó Ángel de Lope, responsable de actividades de la empresa Kaeser Compresores dedicada a la venta de estos equipos, que ha colocado sus oficinas centrales en Querétaro.

Explicó que esta industria de origen alemán realiza ventas a empresas de todo el país, por lo que la ubicación geográfica de Querétaro y la seguridad fueron los factores principales para establecer 10 oficinas directas y una red de distribuidores para cubrir el territorio nacional en el Parque Industrial Jurica de la capital del estado.

Ángel de Lope expuso que el aire comprimido se vende a la industria como un medio de energía, que en lugar de instalar motores en un tren de producción, se aloja un cuarto de compresores en una red neumática que transmite el aire.

Precisó que esta corriente ejerce fuerza sobre los mecanismos que requiere la industria para operar, de ahí que pueda ser utilizado por empresas del ramo textil, minero, metalmecánico, autopartes, aeronáutica y de tecnología, entre otras.

El responsable de Kaeser refirió que en Querétaro existen empresas donde necesitaban 3,500 caballos de fuerza para trabajar, pero un análisis concluyó que podían desempeñarse con 1,400 o 1,200, lo que representa una disminución cercana a 60 por ciento.

[email protected]