La industria textil de Aguascalientes está perdiendo competitividad a nivel nacional e internacional, por lo que es necesario que se le de prioridad en la agenda de desarrollo económico del estado. 

En conferencia de prensa, Jael Pérez Sánchez, presidente del Colegio de Economistas de Aguascalientes, aseguró que es necesario que la industria textil sea contemplada en el plan de desarrollo económico de la entidad ya que en los últimos años solamente se le ha apostado a ciertas industrias, como la automotriz.   

Este rezago competitivo en el sector textil, acotó, se está viendo en que sus fábricas están recortando personal para ahorrarse gastos operativos y fuga de capitales.

En ese sentido, el pasado jueves Industrias Jobar, ubicada en Aguascalientes, despidió a más de 650 trabajadores, en su mayoría costureras, de acuerdo con medios locales. 

Pérez Sánchez precisó que la situación de despidos en Industrias Jobar  es reflejo de que el sector textil del estado se está viendo superado por el mercado y necesita que se le invierta en materia de tecnología.

“Se debe dimensionar lo que está pasando en la industria textil y para evitar el recorte de mano de obra así como cierre de empresas se debe apostar a la automatización y tecnificación, para ser más eficientes y competitivos”, recalcó.

"En caso de que se no le de prioridad a este sector podría haber más despidos y cierres de fábricas", agregó.

Países como China y Bangladés, subrayó, han optado por mejorar sus procesos de automatización así como sus modelos de negocios para conquistar más mercados.

"Simplemente la industria textil en Aguascalientes ha dejado de ser competitiva, comparado con lo que sucede en otros países, ellos nos llevan la ventaja, porque manejan mejores procesos de automatización de la industria textil”, recalcó.

José Gil Gordillo Mendoza, secretario de Comisiones del Colegio de Economistas de Aguascalientes, también concordó con la premisa de que la industria textil local necesita innovar, pero a esto se le debe sumar la acción de reducir su dependencia a proveedores externos.

En ese sentido, enunció que no solamente se necesita maquilar ropa, también se debe apostar por la  producción insumos, el efectuar esto significaría una diversificación de producción dentro del sector. 

“Si las empresas se vuelven capaces de desarrollar sus fibras y otros insumos serán más competitivas. La mayoría tienen capacidad de hacerlo, pero están acostumbradas a enfocarse en la maquila (...) Con esto la industria tendría mayor participación, generaría más trabajos ”, expuso. 

Dentro de la apuesta de diversificación, Gordillo puntualizó que se debe optar por la industria textil de blancos, donde las empresas locales y emprendedores podrían potencializarse porque tiene las condiciones más amigables para desarrollarse.