A fin de disminuir la tasa de contagios y hospitalizaciones por Covid-19, Aguascalientes puso en vigor un nuevo decreto para reducir la movilidad, que incluye reducción de horarios y aforo para ciertas actividades económicas.

El gobernador Martín Orozco Sandoval explicó que esta nueva medida, a partir de ayer y por las siguientes dos semanas, obedece a que durante los últimos días se ha registrado un repunte en casos positivos y de hospitalizaciones, aunque los niveles no han alcanzado a los de octubre del año pasado.

Señaló que estas medidas de restricción se coordinarán con el sector empresarial y los ayuntamientos. Los municipios deberán hacer cumplir las medidas en tianguis, mercados, comercio informal y ambulantaje, además de los giros reglamentados.

Por su parte, el secretario general de Gobierno, Juan Manuel Flores, detalló las medidas del decreto: se reducirá el aforo de comercios, restaurantes y bares, salones de fiestas o cualquier negocio con giro reglamentado, a 30% de su capacidad y con cierre a las 22:00 horas.

Los espectáculos o eventos públicos de cualquier índole y cementerios quedan suspendidos; se regulará el aforo de parques y espacios públicos como tianguis y centrales de abastos, así como un aforo máximo de 30% para comercios de cualquier giro. 

Propuestas

El Colegio de Economistas de Aguascalientes aseguró que se necesita crear un nuevo plan emergente económico para poder superar el impacto que se generó en la economía estatal en el 2020 y también para enfrentar el arranque del 2021, ya que enero se está vislumbrado más complicado por los nuevos cierres de actividades.

En conferencia, José Gil Gordillo, presidente del organismo, expuso que otro de los motivos por los cuales se está proponiendo un plan emergente, es por lo que recientemente dio a conocer el Indicador de Recuperación Económica Estatal (IREE) del Imco, que Aguascalientes es la segunda entidad con el nivel más bajo de recuperación.

Sin dejar de reconocer que el gobierno local aplicó un plan de apoyo y de reactivación económica en el 2020, y por lo cual, se distinguió como uno de los estados con respuesta alta en cuanto a recursos asignados, según el CIDE, reiteró que la primera parte de este nuevo plan deben incluir estrategias para evitar una posible parálisis de la economía.

“Se necesita crear un nuevo plan emergente, debemos desarrollar estrategias para evitar un posible cierre de la economía. También debemos formular programas sectoriales de gran alcance focalizados en los sectores más afectados, porque actualmente, todos los sectores dicen que están afectados, pero hay unos que lo están más, que están a punto de cerrar”, reiteró.

Añadió que el plan de vacunación nacional aún no es claro, y por lo mismo las dosis tardarán en llegar a toda la población, “las actividades no pueden estar paradas en lo que todos se vacunan”.

estados@eleconomista.mx