Puebla, Pue. El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Puebla llamó al gobernador electo, Miguel Barbosa Huerta, a sostener una reunión antes o después de que tome posesión para saber cuáles serán los puntos de la agenda empresarial que tienen y pueden aplicarse, para contribuir a la economía del estado.

Tanto el presidente saliente y entrante del CCE, Carlos Montiel Solana y José Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco, respectivamente, coincidieron en que la atracción de inversiones extranjeras y la clusterización de otros sectores deben estar entre las metas del nuevo gobierno; este último tema para ser más competitivos respecto a otros estados que se han podido coordinar con la Iniciativa Privada, autoridades y universidades.

Montiel Solana aseguró que en el desarrollo económico del estado no pueden ser excluidos porque tienen una radiografía más amplia hacia donde debe transitar la entidad en los cinco años y cuatro meses del sexenio que inició la mandataria Martha Erika Alonso Hidalgo, quien sólo permaneció 10 días en el cargo.

Mencionó que, tras la extinción de ProMéxico, como organizador de misiones comerciales, es necesario que a partir del 1 de agosto la nueva administración concrete una oficina para hacer esa labor y busque atraer más inversiones extranjeras.

Montiel Solana refirió que con el potencial logístico que ofrece la entidad tendría que estar entre los primeros cinco lugares del país en capital extranjero.

Tampoco, añadió, se ha logrado diversificar la economía con el fortalecimiento de otros sectores industriales como el textil y alimentos para dejar de tener la alta dependencia del sector automotriz encabezada por Volkswagen, y que en una crisis puede tener repercusiones en empleo local.

Alarcón Rodríguez, quien será presidente del CCE a partir de septiembre, confió en que este gobierno muestre apertura para escuchar sus peticiones, pero sobre todo tomar algunas de las propuestas de la agenda empresarial.

También consideró importante impulsar el consumo interno en favor de las empresas locales mediante una reforma a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público Estatal y Municipal.

Comentó que la mejora regulatoria es uno de los temas importantes donde se han tenido avances, pero no los suficientes para ayudar al óptimo funcionamiento de las actividades comerciales, industriales, productivas, de servicios y de desarrollo humano.

“Requerimos mayores beneficios para la sociedad con los menores costos posibles, mediante la formulación normativa de reglas e incentivos que estimulen la innovación, la confianza en la economía, la productividad y la eficiencia a favor del crecimiento económico, porque a una empresa le resulta caro y una pérdida de tiempo abrir un negocio nuevo por la tramitología que existe, la cual no se termina de simplificar y que al nuevo gobierno se pide”, explicó.

[email protected]