La decisión tomada por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) de prescindir de los servicios de Banco Azteca para realizar los depósitos del programa 65 y Más tuvo impacto en 18,000 de los 79,000 beneficiarios en el estado, quienes de manera temporal cobran su apoyo a través de giros nacionales o telegráficos.

Lorena Martínez Díaz, coordinadora del programa en Querétaro, aseguró que la entrega de la pensión está garantizada; no obstante, se mantendrá la modalidad de giros -entregados bimestralmente- hasta que se logre la transición a 100% con Banamex.

La entrega de giros a los 18,000 beneficiarios que recibían el apoyo a través de Banco Azteca comenzó desde el periodo julio-agosto, debido a que la secretaría canceló el contrato que ambas dependencias tenían.

Añadió que las tarjetas con la nueva institución bancaria son entregadas al momento de recoger los giros, únicamente presentando identificación oficial, acta de nacimiento, y comprobante de domicilio.

Aún faltan de recibir la nueva tarjeta cerca de 13,000 afiliados. En Querétaro el programa 65 y Más beneficia a 79,000 personas, de las cuales 50,000 reciben el apoyo en sus comunidades, 11,000, con Bancomer, y el resto recibe los giros.