Querétaro, Qro. El flujo de carga transportado en el Aeropuerto Intercontinental de Querétaro (AIQ) reportó una variación de cerca de 51% en el 2018, año que cerró con 54,000 toneladas trasladadas, en comparación con las 35,767 toneladas registradas al finalizar el 2017, de acuerdo con información de la Dirección General de Aeronáutica Civil de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu).

El titular de Sedesu, Marco Antonio Del Prete Tercero, refirió que el AIQ tiene capacidad para recibir nuevas operaciones de carga, ya que opera a sólo 10% de la capacidad aérea.

En este contexto, informó que se llevó a cabo la primera reunión formal con autoridades federales, con miras a que el AIQ se convierta en un recinto alterno para recibir la carga que llega al Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (AICM).

La terminal aérea queretana podría apoyar al sistema aeroportuario mexicano para aligerar la saturación del AICM, comentó.

Por tanto, el martes 15 de enero sostuvieron un encuentro el gobernador Francisco Domínguez Servién, Del Prete Tercero y el titular de SCT, Javier Jiménez Espriú.

En la reunión, el gobierno estatal expuso las capacidades del AIQ, por lo que se presentó el plan maestro de desarrollo, previsto en tres etapas: 2019, 2024 y 2029.

Se prevén próximas reuniones e incluso la visita del secretario federal para conocer físicamente las características del aeropuerto.

“Se vieron las bondades técnicas de Querétaro a más detalle (...) El aeropuerto tiene sus especificaciones muy especiales. Quedamos en reunirnos en próximas semanas. Va a venir para acá, para presentarle el aeropuerto en físico y que se empiece un plan de acción en el cual hemos insistido”, acotó el titular de Sedesu.

Este encuentro es la primera reunión formal en la que se planteó la manera en que el AIQ puede sumarse al sistema nacional de transportación de carga, refirió.

“Es el arranque de este proyecto, que redundará en beneficio del aeropuerto de Querétaro, del AICM, con toda esta reorganización que se va a hacer con el sistema aeroportuario mexicano”, acotó.

En la visita, el gobierno de la entidad federativa manifestó apoyo a la Federación para llevar a cabo este proyecto.

La propuesta se encuentra en fase de análisis, sostuvo Marco Antonio Del Prete, al añadir que la administración federal ha mostrado interés en llevarla a cabo.

Características

La terminal de carga cuenta con 10,000 metros cuadrados, misma que experimenta una ampliación a 20,000 metros cuadrados, según información proporcionada por Terminal Logistics, empresa que coordina las operaciones de carga del AIQ.

“Está la aduana interior dentro de la terminal de carga del aeropuerto. También tenemos cuatro posiciones de contacto frente a la bodega y tres remotas. Además se está considerando el Centro Regulador de Transporte (que se construye dentro del AIQ)”, expuso el secretario de Desarrollo Sustentable en Querétaro.

Manifestó que el AIQ tiene muchas características que lo convierten en una opción competitiva en términos de infraestructura.

A esto se añade la ubicación de la terminal aérea, manteniendo cercanía con estados con alta demanda industrial y de servicios de carga.

“Tenemos 90% de capacidad aérea, mucha capacidad en tierra para recibirla (la carga) y un mercado que también está en una región de las que más crecen en el país, con una industria muy pujante, como es la que la rodea Guanajuato, Aguascalientes, San Luis Potosí, Hidalgo, Puebla y Michoacán. Toda esta región que es muy activa económicamente es un punto a considerar para los vuelos cargueros”, declaró.

De acuerdo con datos de la SCT, a partir del 2014, la movilización de carga en la terminal aérea de Querétaro registró crecimientos de doble dígito. En el periodo enero-noviembre del 2018, la tasa anual fue de 51.5%, el mayor aumento en el top 20 de aeropuertos.

Por volumen de toneladas, ocupó en el lapso referido el cuarto lugar nacional, detrás de la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey.

Proyección de nuevos empleos

En otro orden de ideas, Querétaro cerró el 2018 con 27,000 empleos formales, cifra que se queda 10% por debajo de la meta anual que el gobierno estatal proyectó, de 30,000 plazas.

El secretario de Desarrollo Sustentable explicó que al inicio de año podrían recuperarse los empleos que por estacionalidad se perdieron a finales del año pasado.

Precisó que, en noviembre del 2018, la entidad había sumado 41,000 trabajos, número al que se le restaron los 14,000 que se perdieron al cierre de año.

Los 27,000 puestos de trabajo se suman a los cerca de 39,000 formalizados en el 2018 y a los 30,000 del 2017, agregó el funcionario estatal.

En tanto que para el 2019 se ha fijado, nuevamente, la meta de 30,000 empleos asegurados en el Instituto Mexicano del Seguro Social.

Lanzan bolsa

En este contexto, se lanzó una Bolsa de 275 millones de pesos para créditos, que se otorgarán a través del programa sectorial de impulso económico y fomento al empleo del estado.

La iniciativa la coordina Nacional Financiera (Nafin) y el gobierno estatal. Al arranque del año, ya se cuenta con 40 peticiones de crédito.

El representante de Nafin en el estado, José Luis García Haro, expresó que para el año en curso la administración de la entidad federativa aportó 15 millones de pesos, la Secretaría de Economía 10 millones y Nafin 250 millones de pesos.

En el 2018, se autorizaron 119 créditos por casi 200 millones de pesos. En la pasada edición, 10 millones fueron aportados por el gobierno estatal, 10 millones por el Instituto Nacional del Emprendedor. Nafin potenció 10 veces la suma de ambas cifras.

[email protected]