Querétaro, Qro.  El Aeropuerto Intercontinental de Querétaro (AIQ) reporta un bajo ritmo operativo tanto en movilización de carga como en transportación de pasajeros, a causa del impacto que ha tenido en las operaciones aéreas  la pandemia  por coronavirus (Covid-19).

En flujo de pasajeros, el AIQ  reporta una baja significativa, debido a que  en abril opera con prácticamente 10% del total de viajeros que transportaron en marzo, mientras que en carga la caída en volumen supera 20% en el primer trimestre del año; aunado a que las aerolínea han reducido sus frecuencias  y en algunos casos detenido sus operaciones,  expuso el  secretario de Desarrollo Sustentable (Sedesu), Marco Antonio del Prete Tercero.

“Ha bajado 20% el volumen de carga, siguen operando las empresas de mensajería y paquetería, sin embargo, todas las empresas que proveían a la industria automotriz evidentemente han disminuido su operación que es este porcentaje que se ve disminuido; (en abril) estamos recibiendo a 10% de los pasajeros que recibimos en marzo, sí hay una disminución por cuestiones naturales, por cuestiones fuera del control del aeropuerto, es un tema mundial”, declaró.

El secretario refirió que el impacto aéreo ha sido una escalada mundial, que impacta tanto al estado como al país.

“Ha habido una afectación a nivel global en cuanto a los viajes de aviones, tan sólo en datos no oficiales, pero que  circulan, Delta ha tenido que aterrizar a más de 300 aviones, es una realidad que operaciones aéreas se han visto  frenadas y evidentemente Querétaro no es la excepción, sí hemos tenido cancelaciones de rutas,  todas las aerolíneas que están operando siguen confirmadas, no hay alguna que diga que ya no va a operar”, explicó.

Por tanto, las operaciones de las aerolíneas muestran una menor actividad: Aeroméxico suspendió vuelos durante los meses de abril y mayo; American Airlines redujo sus frecuencias a un vuelo diario a Dallas (Texas, Estados Unidos).

La aerolínea nacional, Transportes Aéreos Regionales (TAR) suspendió  operaciones, dado  que  están suspendidos 95% de sus vuelos.

“TAR suspendió sus operaciones, prácticamente 95% de sus destinos suspendieron los vuelos, siguen con muy pocas frecuencias, porque tampoco van a estar volando vacíos,   es una realidad, la gente tiene que estar en su casa, resguardados, no hay actividades no esenciales, están suspendidas y en ese casos no hay necesidad de volar más que lo estrictamente necesario”,  refirió.  

United Airlines suspendió sus vuelos durante mayo, Viva Aerobus ha suspendiendo vuelos y  Volaris  también  ha deteniendo vuelos en abril y mayo, enlistó.

A  partir del lunes 4 de mayo, American Airlines  solicita a los pasajeros el uso de cubrebocas; Aeroméxico ha implementado medidas como uso de cubrebocas y mascarillas para los  sobrecargos.

“Aeroméxico, TAR algunas frecuencias, Volaris, pero la mayoría de las aerolíneas han decidido suspender operaciones porque no hay mercado, no podrían estar volando vacíos, de por sí la aviación es una actividad esencial, pero si no hay pasajeros que estén ocupando no hay necesidad de estar volando  por lo mismo de la suspensión de actividades no esenciales”,  refirió.   

La baja operatividad del aeropuerto –expuso– está ligada a diversos factores derivados de la pandemia: tales como el detenimiento de actividades no esenciales, las restricciones que han implementado algunos países para evitar el ingreso de viajeros y el detenimiento del sector turismo.

En las operaciones de carga, impacta la parálisis de  la industria automotriz, lo que ha detenido el flujo de envíos de piezas automotrices.

También la caída operativa, dijo, es un reflejo del detenimiento nacional y mundial que experimentan las operaciones aéreas.

“Tampoco es un secreto que se haya detenido la actividad no sólo en  Querétaro, en México, sino  en todo el mundo, el viajar en avión se ha vuelto una situación en algunos casos de riesgo por el confinamiento”, acotó.

El secretario estatal añadió  que  pese a esta pausa en algunas operaciones, las aerolíneas no han reportado cancelación de sus funciones.

“Es un evento que a todos nos ha afectado, al aeropuerto que es un medio de comunicación al momento de estar suspendidas las actividades esenciales, si consideramos el cierre de las fronteras en Estados Unidos , también a nivel mundial, la limitante de recibir a nuevos pasajeros, turistas, eso ha sido otro factor que ha hecho que se disminuya el número de vuelos, si consideramos que los destinos de playa son turísticos han suspendido operaciones los hoteles, es otro elemento que ha incidido en el número de pasajeros”,  agregó.

Sin embargo, las firmas  aéreas  han manifestado estar en condiciones de reanudar operaciones en junio, una vez que se restablezcan las actividades productivas que actualmente están catalogadas como no esenciales.

Durante el primer trimestre del año,  el AIQ  movilizó 10,523 toneladas de carga, es decir una baja de 23% en relación con las 13,652 que movilizó en el mismo periodo del 2019, reporta la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

La caía más abrupta se registra en la carga internacional,  debido a que en el periodo de enero-marzo de este año movilizó  3, 713 toneladas, una reducción de 45.6% en relación con el 2019 que sumó  6, 830 toneladas.

La  carga nacional reportó  en el primer trimestre del presente año a 6,810 toneladas, es decir, una reducción de 0.2%  frente a igual lapso del 2019 que suma 6,821 toneladas.

De acuerdo con los registros de la SCT, el AIQ se colocó en el tercer lugar nacional en volumen de carga transportada.

En cuanto a pasajeros,  en el primer trimestre el impacto fue una caída  de apenas 1%,  debido a que en el periodo enero-marzo  de este año se transportaron alrededor de 258, 600  viajeros y en el mismo periodo del 2019 sumaban 260, 900 pasajeros.

estados@eleconomista.mx

rrg