La aerolínea carguera de Querétaro Regional Cargo prevé en aproximadamente un mes revelar los resultados de la reestructuración que inició en el 2011 para una revisión de costos y de estructura en su esquema de negocios.

Vamos como a la mitad de la reestructura, yo creo que para fines de abril principios de mayo ya estamos listos con el nuevo proyecto , dio a conocer el director general de Regional Cargo, Juan Manuel Rodríguez Anza.

Explicó que están analizando la operación nacional y se está trabajando un nuevo proyecto multimodal aunado al desarrollo de un proyecto que será internacional.

En este sentido, agregó Rodríguez Anza, Regional Cargo continuará sobre la misma línea de carga; sin embargo, con una visión más completa del servicio que se quiere brindar. Estamos empezando de cero, pero estamos aprovechando la marca que ya establecimos, los contactos que ya tenemos con otras aerolíneas e incluso con algunos clientes que teníamos en el pasado , explicó.

Actualmente, la plantilla laboral de la compañía se encuentra reducida, dijo, con alrededor de 20 miembros derivado de la reingeniería que se está realizando en su interior.

El personal operativo salió pero el cuerpo gerencial directivo se ha quedado y es el que está trabajando en este proceso.

Yo creo que no creceremos a lo que teníamos antes, sobre las 100 personas, probablemente regresaremos a entre 50 y 55 personas , previó.

La industria

Luego de que el gobierno federal lanzara en la Universidad Nacional Aeronáutica en Querétaro (UNAQ) el Programa Estratégico Nacional de la Industria Aeroespacial, en el que se pretende posicionar a México entre los primeros 10 lugares en la industria internacional, Rodríguez Anza consideró que para el desarrollo de esta industria no sólo se tienen que dar las condiciones de educación, fomento a la inversión y clima laboral, sino que tiene que existir una red logística que le permita desarrollarse.

Comentó que el desarrollo y el trabajo que se está haciendo en torno de la industria local podrían impactar de forma positiva a las operaciones de la compañía en un corto plazo, es decir, en aproximadamente tres o cuatro meses, siendo el desarrollo y la llegada de nuevas empresas los factores más importantes en este impacto.