Cancún, QR. El Congreso del Estado remitió a la Secretaría de la Gestión Pública el expediente integrado por la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta para que proceda a la investigación y, en su caso, al inicio de los procedimientos penales y administrativos en contra de quien resulte responsable por los malos manejos de la aerolínea VIP SAESA durante el gobierno de Roberto Borge Angulo.

Se trata de un acuerdo de obvia y urgente resolución presentado por la diputada Gabriela Angulo Sauri luego de que los directivos de la empresa no pudieron aportar la información necesaria sobre los arrendamientos de aeronaves que llevaron a erogar, según cifras preliminares, 319.9 millones de pesos y 40.1 millones de dólares para los traslados aéreos del exgobernador Roberto Borge Angulo, familiares, colaboradores y miembros del Partido Revolucionario Institucional.

De acuerdo con la diputada del Partido Acción Nacional, Mayuli Martínez Simón, el costo mensual del traslado del exgobernador Borge Angulo sólo por dos aeronaves Cessna alquiladas ascendía a los 675,000 pesos diarios o 20.2 millones de pesos al mes. El estimado tan sólo por este 2016, año electoral, arroja un total de 240 millones de pesos.

Sin documentos

Por su parte, el diputado Emiliano Ramos Hernández, presidente de la Comisión de Hacienda, dijo luego de las comparecencias del director general de la paraestatal, Carlos Acosta Gutiérrez, que éste no pudo responder los cuestionamientos de los diputados, ni aportar la información documental para justificar los derroches de recursos públicos que se hicieron a través de esta empresa, propiedad del gobierno del estado desde el sexenio de Félix González Canto, actual senador de la República.

Entre la información que el director de VIP SAESA no pudo entregar se encuentra la copia certificada de la escritura de la compraventa de acciones por parte del Gobierno del Estado y la Administración Portuaria Integral a la empresa, el inventario de aeronaves y vehículos, los estados financieros, la lista de deudores así como los contratos de arrendamiento efectuados con aeronaves y otros vehículos propiedad de la empresa.

También le fueron requeridos sin éxito los expedientes de todas las subcontrataciones realizadas para la prestación del servicio de transporte aéreo por parte del gobierno del estado, así como las bitácoras de vuelos, listas de pasajeros -fuesen o no servidores públicos-, facturas de pago de las subcontrataciones realizadas.

De la poca información que pudieron recabar los diputados, Ramos Hernández, presidente de la Comisión de Hacienda, recordó que en total VIP SAESA subcontrató, entre 2011 y 2016, los servicios de 22 empresas por la renta de 11 tipos diferentes de aeronaves, facturando en moneda nacional poco menos de 319.9 millones de pesos y 40.1 millones de dólares.

La flotilla del exgobernador

Ya con anterioridad, durante una de las primeras comparecencias ante el Congreso, el director de VIP SAESA había revelado que la empresa arrendaba dos aeronaves para el traslado del entonces gobernador Roberto Borge Angulo. Entre 2011, hasta septiembre de 2016 se contrataron las aeronaves Cessna Citation XLS matrícula XA-UHQ por 100 horas mensuales y una aeronave Cessna Citation XLS+ matrícula XA-URQ por 50 horas mensuales, a un precio de 4 mil 500 dólares la hora de vuelo. También se rentaba un helicóptero por un mínimo de 25 horas de vuelo al mes con un costo de 3,250 dólares la hora de vuelo.

[email protected]