Guadalajara, Jal. Habrá pérdida de inversión y de empleos en Jalisco y en todo el país si el Senado de la República aprueba, sin cambios, la iniciativa para regular la subcontratación laboral (outsourcing), advirtió el titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS) en el estado, Marco Valerio Pérez Gollaz.

“Pretender eliminar o sobrerregular una institución que en materia laboral ya está completa traerá como consecuencia, en primer lugar, que dejaremos de ser un país atractivo para efectos de inversión (…) y de manera directa podría generarse una pérdida de empleo”, dijo a El Economista el funcionario estatal.

Destacó que en Jalisco 17.5% de los empleos se genera bajo la figura de la subcontratación, principalmente en los sectores de industria manufactura y servicios que, en conjunto, generan 105,000 de los 647,000 puestos de trabajo que hay en la entidad.    

El titular de la STyPS calificó de “estéril” la discusión sobre el tema por parte de los legisladores, y advirtió que “correr ese riesgo es innecesario”, particularmente en esta etapa de reactivación económica, luego del desempleo por la pandemia.

Afirmó que la legislación actual ofrece garantías jurídicas y laborales a los trabajadores y da herramientas suficientes a las autoridades para la fiscalización, por lo que se pronunció por una “verdadera coordinación entre las autoridades” en lugar de una sobrerregulación.

“Lo que se necesita hacer hoy es valorar por qué se presume que hubo un abuso, por qué las autoridades fiscales no tienen la posibilidad de acudir a quien abusó y fincarles créditos fiscales e incluso delitos financieros. No por voltear a ver la recaudación federal se tiene que poner en riesgo la atracción de inversión y la generación de empleos”, subrayó.

Tras reconocer que es un hecho que han existido abusos de la figura de subcontratación por parte de algunos empleadores, el secretario indicó que el origen del problema ha sido la imposibilidad para hacer deducible su nómina de forma integral.

“El día que el empleador pueda deducir su nómina de manera integral no estará buscando esquemas que le permitan omitir el pago del IVA, el PTU o los aguinaldos”, puntualizó. 

“Menos en la dinámica de una reactivación económica se debe poner a debate una iniciativa que, en lo personal, considero retrógrada y no atiende a la realidad de una institución institucional”, subrayó.

estados@eleconomista.mx