Guadalajara, Jal. Además de los 600 empleos que perdió la industria automotriz de Jalisco en marzo pasado por el término de su relación laboral con Honda de México, que dejó de producir automóviles en su planta de El Salto, se espera el mayor número de despidos en el sector para los meses de mayo y junio, principalmente, en las empresas fabricantes de autopartes.

Y es que, además de la baja venta de automóviles, tanto en México como en Estados Unidos que se había registrado hasta marzo pasado, la suspensión de actividades en la industria automotriz a nivel mundial, debido a la pandemia de Covid-19 y la caída en ventas que se prevé este año por la consecuente crisis económica global, generará despidos en toda la cadena productiva, indicó a El Economista el presidente del Clúster Automotriz del Estado de Jalisco, Rubén Reséndiz Pérez.

“Si bien, van a empezar las plantas automotrices a producir, tendrán que empezar a hacerlo paulatinamente; creo que comenzarán a 10, 15 o 20% de su capacidad, laborando con sólo un turno, seguramente; sobre todo en lo que se van afinando todas las estrategias para el cuidado de la salud de los trabajadores”, comentó.

En Jalisco, la fabricación de autopartes genera 8,000 empleos directos pero, según advirtió Reséndiz, aun cuando las plantas automotrices en México reinicien la actividad, será a un mínimo de su capacidad.

“Ya se está trabajando en los protocolos, en un plan para proteger a los trabajadores; se está trabajando de manera muy intensa entre los tres países, Canadá, Estados Unidos y México, precisamente, porque el primer punto va a ser la salud de los trabajadores”, ahondó.

Destacó que, probablemente, las plantas armadoras, que laboraban con tres turnos, comenzarán a laborar sólo con uno y respetando la sana distancia.

Sobre el comportamiento de las ventas del sector, Rubén Reséndiz destacó que en marzo cayeron 38% las ventas de automóviles a nivel interno y para abril se tiene estimada una caída de casi 50 por ciento.

“En Estados Unidos, también venía cayendo la venta; en el 2019, se vendieron alrededor de 15 o 16 millones de vehículos; este año creo que el plan de venta está entre los 11 o 12 millones de vehículos”, detalló.

Según el presidente del Clúster Automotriz, es previsible que el gobierno de Estados Unidos ofrezca apoyos para los consumidores y distribuidores de automóviles con el objetivo de incentivar el consumo; sin embargo, precisó, en México se prevé que la venta de vehículos al cierre de este año caiga alrededor de 50% anual.

T-MEC

Debido a que no se logró una prórroga para la entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), en lo que se refiere a la integración regional de la industria automotriz, las empresas proveedoras, tanto pequeñas como medianas, podrían enfrentar mayores problemas por la situación económica generada por la pandemia.

Rubén Reséndiz indicó que las pymes requieren personal especializado para hacer los cálculos sobre el contenido regional de las autopartes lo que será mucho más complicado, ahora que deberán enfrentar gastos para la protección y salud de los trabajadores.

Jalisco supera los 5,000 mdp de déficit presupuestal por la pandemia

Guadalajara, Jal. El déficit presupuestal que ha generado la contingencia sanitaria por Covid-19 en Jalisco asciende a 5,083 millones de pesos (mdp), informó el titular de la Secretaría de Hacienda Pública estatal, Juan Partida Morales.

La mesa de trabajo ampliada que se instaló esta semana para la reactivación económica del estado realizó este martes una revisión del equilibrio presupuestal tras la emergencia sanitaria.

El secretario detalló que 3,000 millones de pesos se han destinado a atender la contingencia por el coronavirus SARS CoV-2 que causa el Covid-19; otros 1,263 millones de pesos corresponden a la caída de los ingresos estatales, mientras que los recursos federales disminuyeron 820 millones de pesos.

Como parte de las medidas de austeridad y eficiencia en el gasto público que el estado implementará para enfrentar el déficit, destacan reducciones en los rubros de Servicios Personales y al gasto corriente de las dependencias estatales, Organismos Públicos Descentralizados y fideicomisos; así como reducción en Asignaciones Especiales.

Sólo con estas acciones, la hacienda pública estatal prevé generar ahorros y recortes por 2,000 millones de pesos.

Entre las medidas acordadas, también se solicitó a los poderes públicos y órganos constitucionales una propuesta de reducción de gasto, y se planteó la propuesta de establecer el Programa de Donación Voluntaria de Salario de los trabajadores del Estado.

Sobre el Programa de Inversión Pública, se acordó realizar una revisión para liberar recursos estatales susceptibles de ser canalizados a las necesidades de gasto.

[email protected]