Guadalajara, Jal. Durante el período de confinamiento a causa de la pandemia de Covid-19, las empresas jaliscienses mostraron una “gran capacidad de reacción” y en apenas 15 días, 65% de ellas hizo adaptaciones tecnológicas que les permitieron seguir operando.

“Transitamos de un mercado tradicional con tendencia a la digitalización a un mercado que en 15 días migró a la digitalización”, afirmó el rector del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (Cucea) de la Universidad de Guadalajara (U de G), Luis Gustavo Padilla Montes.

De acuerdo con los resultados de la “Encuesta Sobre la Transformación del Mercado Laboral Jalisciense por la Pandemia de Covid-19”, previo a la pandemia, 80% de las empresas no contaba con modelos de trabajo en casa, pero, la crisis sanitaria obligó a las unidades productivas  a entrar en un entorno competitivo donde 85% de ellas tuvo la capacidad de generar trabajo en casa.

Por su parte, Iván Alejandro Salas, coordinador del doctorado en Políticas Públicas de la U de G, explicó que las dos acciones que la mayoría de las empresas implementó para la supervisión del trabajo en casa fueron, reuniones por videoconferencia y cumplimiento de objetivos y metas.

“La empresa jalisciense no estaba pensando únicamente en el cumplimiento de jornadas laborales, sino más bien en la elaboración y cumplimiento de objetivos; eso puede ser uno de los grandes lineamientos que a futuro vengan en el mercado laboral jalisciense, no solo pensar en las jornadas tradicionales sino, más bien, aumentar la productividad desde este modelo en casa”, subrayó.

Productividad

Según el estudio,  cuyo objetivo es tener un panorama claro de los efectos de Covid-19 en las empresas de Jalisco, además de la “alta adaptabilidad” del sector privado jalisciense a las circunstancias adversas, 50% de las empresas considera que después de la pandemia serán más competitivas.

“Esto, también refleja mucho el espíritu de la empresa jalisciense que lejos de ser fatalista, le dio la vuelta a la crisis y se sintió en una capacidad de poder reaccionar ante un entorno complicado”, comentó Salas Durazo.

Capacitación

Un aspecto que destaca la encuesta,  es que las personas que en esta encuesta reportaron que perdieron un empleo, son aquellas que tenían menor nivel educativo, mientras que los puestos de licenciatura y postgrado, no fueron prescindidos.

Al cuestionar a las empresas encuestadas sobre la manera en que operarán cuando la situación mejore, 25 de las 80 que participaron en el estudio respondieron que se ajustarán a las actividades con el mismo número de trabajadores, 22 recontratarán al personal que despidieron, y 18 contratarán personal nuevo con mayores conocimientos tecnológicos y capacidad de adaptabilidad.

“Hoy, con los resultados de este estudio, estaremos desarrollando hacia el futuro programas de capacitación, que es la principal herramienta para poder adaptarnos a esta nueva realidad “, sostuvo por su cuenta, la directora general de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Jalisco, Virginia Romero Jiménez. 

kg