Cancún, QR. Se reactivó el conflicto por la construcción de hotel Gran Solaris en un terreno contiguo a playa Delfines, la más emblemática de Cancún. Desde las 7 de la mañana de este domingo, activistas iniciaron la recolección de firmas para solicitar que se detengan las obras de este centro de hospedaje.  

Katerine Ender Córdova, titular de la organización Guardianes del Manglar Cancún, adelantó que iniciarán la tramitación de amparos para detener la construcción de este hotel y aseguró que “todos los cancunenses tienen la obligación de proteger las playas y no permitir más hoteles que sigan coartando el derecho de observar el mar sin obstáculos”.  

La firma Hoteles Solaris México inició trámites desde noviembre del 2016 para construir este nuevo hotel de 449 habitaciones en el kilómetro 17 de la zona hotelera de Cancún. La autorización de impacto ambiental le fue otorgada en junio del 2017 por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat)

El proyecto consiste en un edificio de 14 niveles, planta baja y dos sótanos, así como las áreas exteriores que constan de albercas, restaurante grill, asoleaderos, áreas verdes, área para bodas, cancha deportiva multiusos, entre otras amenidades.  

Tras conocerse los detalles del proyecto, diversos colectivos ambientalistas en Cancún documentaron que previo al otorgamiento de los permisos federales por parte de la Semarnat, el ayuntamiento ya le había otorgado la licencia de construcción, lo cual constituye una primera irregularidad ya que la licencia municipal tiene como requisito contar previamente con la autorización federal.  

El colectivo Salvemos Manglar Tajamar interpuso un juicio contencioso administrativo por esta situación, al cual siguió un recurso de amparo que fue resuelto por el Tribunal Superior de Justicia ordenando la suspensión temporal del hotel en tanto no se resolviese el juicio contencioso administrativo contra la licencia de construcción.    

Mientras se resolvían ambos recursos legales, el entonces presidente municipal de Benito Juárez, Remberto Estrada Barba, ordenó también suspender la obra para revisar que el otorgamiento de permisos municipales hubiese sido conforme a derecho.  

El trienio de Estrada Barba concluyó sin que el ayuntamiento hiciera público el resultado de las revisiones a los permisos de construcción al hotel, sin embargo, este fin de semana, ya bajo la administración de la alcaldesa de Morena, Mara Lezama Espinoza, las obras volvieron a reiniciarse.  

Posición empresarial 

El empresario inmobiliario, Miguel Ángel Lemus, dijo que el proyecto desde su origen cumple con los parámetros de uso de suelo y densidad de cuartos, acorde a los parámetros del Plan Director de Desarrollo Urbano del municipio Benito Juárez (Cancún).  

Además, precisó que los grupos ambientalistas que están generando incertidumbre en este proyecto, se han dedicado invariablemente en los últimos años justamente a generar incertidumbre en proyectos a los que les asiste la razón jurídica por contar con los permisos que exige la ley.

[email protected]