Monterrey, NL. Aunque la actividad económica de México y de la entidad sigue avanzando, persisten riesgos en la economía mexicana de una desaceleración en los siguientes meses, según un análisis de la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra).

Por una parte, las políticas proteccionistas impuestas por Estados Unidos y la complicación en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) continúan siendo un factor de riesgo para las empresas en México, indicó un comunicado del organismo.

“Esta situación se ha manifestado en la depreciación del tipo de cambio, donde nuestra moneda acumula una pérdida de 8.5%”, destacó.

La depreciación impacta directamente los costos de las empresas luego de una tendencia a la baja en los últimos meses.

De acuerdo con datos del Instituto Mexicano de Geografía y Estadística, la inflación al productor pasó de 3.6% a 5.4% en tan solo dos meses.

Algunos de los subsectores de la manufactura más afectados por los incrementos de costos de sus materias primas son: empresas dedicadas a recubrimientos, metales ferrosos y empacado de carne con alzas del 14.6%, 14.5% y 8.2%, en su variación anual acumulada.

Aunado a ello, las exportaciones también desaceleraron en el cuarto mes del año, aunque se mantienen en niveles superiores al año pasado.

Por otra parte, los  mayores costos comienzan a repercutir sobre la actividad productiva. En particular, subsectores como metálica básica, química y productos metálicos se han contraído en un -3.04%, -2.97% y -1.81%, respectivamente, hasta el mes de marzo.

Mercado interno

Si bien el empleo sigue superando lo alcanzado el año pasado y la confianza del consumidor presentó un repunte en abril, las ventas de vehículos ligeros y de las tiendas departamentales acumulan un año con crecimientos negativos.

“Estas cifras son un síntoma de una importante debilidad del consumo nacional que puede afectar la demanda de productos manufactureros”.

Respecto a Nuevo León, aún no se manifiestan signos de desaceleración.

Por ejemplo, los empleos generados en el sector manufacturero de la entidad, llegaron a 14,607 puestos de trabajo al mes de abril, por arriba de 12,000 en el mismo periodo del año anterior.

Además, el indicador de expectativas de la manufactura de Nuevo León ligó cuatro meses al alza en el año.

Caintra no descartó que los riesgos mencionados impacten en los siguientes meses.