Monterrey, NL. La empresa Deacero firmó un contrato con IEnova para la compra de suministro de energía limpia del parque Pima Solar, ubicado en el municipio de Caborca, del estado de Sonora.

Con lo anterior, cubre el requisito de los Certificados de Energías Limpias (CEL), hasta el 2022 o el 2023, afirmó Patricio Gamboa, director de Energía de la acerera, durante la tercera edición del Foro de Proyectos de Infraestructura de México.

Gracias a la firma de este convenio, Deacero se convirtió en un participante del Mercado Eléctrico Mayorista, ya que llegaría a cerca de 20% en su consumo de energía renovable, mencionó en marzo del año pasado el director general de la empresa, David Gutiérrez Muguerza.

Ser parte de este mercado implica que la compañía podrá competir con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en la distribución y transmisión de electricidad.

La nueva central solar fotovoltaica tendrá una capacidad de 110 megawatts.

IEnova se encargará de la construcción, financiamiento, operación y mantenimiento del parque Pima Solar, el cual destinará 100% de su energía para Deacero.

“Este contrato representa el primer instrumento de compra-venta directa de energía entre un generador privado y un usuario final”, informó en un comunicado IEnova, que desarrolla, construye y opera infraestructura de energía.

Con la inversión de 115 millones de dólares, se estima que el proyecto del parque solar genere aproximadamente 500 empleos durante su construcción, e iniciará operaciones durante el cuarto trimestre del 2018.

Carlos Ruiz Sacristán, director general y presidente del consejo de administración de la empresa, señaló que Pima Solar será el primer parque de energía fotovoltaica establecido por IEnova en México.

transacciones

Patricio Gamboa sostuvo que el año pasado cerraron un par de transacciones de venta de CEL, con alrededor de 400,000 certificados.

Además, consideró que el negocio de CEL es muy interesante, y, aunque no se atrevió a hacer un pronóstico, comentó que “el sentir común del mercado es que vamos a estar cortos con el cumplimiento (de obtención de certificados) del 2018”.

Sin embargo, recomendó tener calma para ver cómo avanza el otorgamiento de contratos en el primer semestre del año, aunque sólo a finales del 2018 se tendría una visión más completa de los participantes del mercado eléctrico en el país.

Los Certificados de Energías Limpias son títulos que emite la Comisión Reguladora de Energía, los cuales acreditan la producción de un monto determinado de energía eléctrica a partir de energías limpias y sirven para cumplir los requisitos asociados al consumo de los centros de carga.

[email protected]