El aumento de la violencia y la inseguridad en la zona metropolitana de Guadalajara obligó a los asesores inmobiliarios a protegerse contra los hechos delictivos que amenazan al sector.

Aunque no se tiene registro de actos consumados, los profesionales del ramo reconocen que sí se han visto amenazados, por lo que la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) determinó contratar los servicios de la empresa de seguridad privada Boinas Negras para proteger a los asesores cuando acudan a mostrar una propiedad que consideren riesgosa.

Es que puedes ser víctima de cualquier delito, de robos, de asaltos, de extorsiones, pueden utilizar la propiedad para un acto ilícito , dijo Alma Rosa Rosas, presidenta del capítulo Guadalajara de la AMPI.

Debido a que la situación de inseguridad no es algo que podamos ocultar en cualquier ciudad o en cualquier estado, buscamos prevenir más que corregir , agregó la dirigente.

Ante ello, el Comité de Seguridad del organismo determinó la contratación de los servicios de la empresa Boinas Negras, cuyo personal acompaña a los asesores inmobiliarios afiliados a AMPI que soliciten el servicio.

Rosas Lizárraga explicó que más de la mitad de los promotores inmobiliarios son mujeres, lo que aumenta el riesgo de que sean víctimas de algún delito.

La mayoría de las propiedades están vacías, a veces están fuera de la ciudad, y más de 50% de los asesores inmobiliarios que pertenecen a AMPI son mujeres .

En la zona metropolitana de Guadalajara hay más de un centenar de empresas inmobiliarias afiliadas a la Asociación, mientras que los asesores registrados son más de 1,000.

De acuerdo con Rosas, gracias al citado convenio, cada uno de ellos tiene acceso al apoyo de escoltas a cambio de un pago promedio de 100 pesos.

El servicio también se ofrece a las empresas del giro que requieren hacer traslado de valores.

[email protected]