El presidente de la Asociación de Distribuidores de Vehículos Automotores Querétaro (AMDA), Armando Betancourt, consideró como desafortunada la posición de Brasil luego de que éste le está solicitando a México reducir la exportación de autos a poco menos de la mitad de lo registrado en el 2011.

La posición de Brasil suena desafortunada porque cuando tuvieron superávit comerciales importantes en el tema automotriz en México no había problema, y ahora que se comienzan a nivelar las cosas, Brasil toma una posición de restringir su mercado interno, no suena una cuestión muy afortunada , dijo.

Esto, no obstante que no se vislumbra un impacto directo en el corto plazo en la comercialización de autos en la nación, manifestó que es competencia de las empresas manufactureras, donde una vez que se determine qué es lo que pasará tendrá que tomar decisiones respecto de sus planes de producción. Según cifras de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), las exportaciones de vehículos ligeros a Brasil crecieron de 28,283 en el 2007 a 147,535 el año pasado.

Si se asume que el gobierno mexicano va a restringir las importaciones de Brasil, ello podría tener un efecto; sin embargo, es un tema muy general que tiene que ver con las estrategias de armadoras , aseveró.

[email protected]