El Pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó dos dictámenes y turnó una iniciativa con proyecto de decreto en materia de movilidad.

Derivado de la reforma energética promulgada por el Ejecutivo Federal el 20 de diciembre del 2013, se autorizó la apertura de nuevas estaciones de servicio o gasolineras. En este año se instaló en la zona de Satélite, la primera transnacional en la materia, a cargo de la empresa británica British Petroleum (BP), quien ya anunció la apertura de 1,500 más en el país durante los próximos cinco años.

Dicha estación de servicio ha registrado una alta demanda de automovilistas que llegan a abastecerse de combustible, lo que ha ocasionado congestionamientos en la zona, indicó la presidenta de la Comisión de Movilidad, Francis Irma Pirín Cigarrero, al presentar el dictamen mediante el cual se reforma el artículo 54 de la Ley de Movilidad.

Para evitar el impacto vial que se genera en esas estaciones de servicio, es que se consideró necesario condicionar su construcción a la presentación del Estudio de lmpacto de Movilidad, excepto los establecimientos mercantiles de bajo impacto, nuevas y en funcionamiento.

Al respecto, el legislador de Morena José Alfonso Suárez del Real y Aguilera resaltó la importancia de la aprobación del dictamen, pues establece “candados para que los proyectos de obra de nuevas estaciones de combustibles de servicio público y/o autoconsumo, se concatenen con la reforma de desarrollo urbano que se estarán haciendo y con la de establecimientos mercantiles que se está analizando”.

De la misma manera, los legisladores integrantes de la VII Legislatura consintieron modificar el párrafo segundo del artículo 221 de la Ley de Movilidad, para favorecer el tránsito de las personas con discapacidad visual, que de acuerdo con el Censo de Población y Vivienda 2010, en la ciudad existen 438,045 personas con esta discapacidad.

Al presentar el dictamen, Pirín Cigarrero indicó que se agregará al párrafo segundo que se deberá garantizar que las intersecciones cercanas a Centros de Transferencia Modal, educativos, de salud, culturales, comerciales y de recreación, sean reguladas por semáforos que cuenten con señales sonoras, ya que sólo 3% de los semáforos peatonales tienen ésta característica.

Al razonar su voto, la diputada promovente e integrante del PAN, Wendy González Urrutia, aseveró que la capital tiene un rezago en la generación de políticas públicas que promuevan el desarrollo integral de esas personas discapacitadas, pues en la CDMX sólo 3% de los semáforos cuentan con dispositivos sonoros.

[email protected]