Las seis refinerías que conforman el Sistema Nacional de Refinación de Petróleos Mexicanos (Pemex) operarán a 90% de su capacidad en el 2020 gracias a que se llevan a cabo compras por alrededor de 7,000 equipos de refacciones a lo largo de este año, afirma la titular de Energía, Rocío Nahle. 

En entrevista, la funcionaria aclaró que la primera fase del plan de refinación —que según el gobierno federal cuenta con recursos por al menos 25,000 millones de pesos para este año— consiste únicamente en rehabilitaciones de la infraestructura existente, con lo que se podrá llegar a un proceso de más de 1.4 millones de barriles diarios de crudo el próximo año, luego de que en lo que va del 2019 se han procesado 560,000 barriles diarios de petróleo, con la utilización de 35% de la capacidad instalada del sistema.

“Primero vamos a rehabilitar lo que tenemos, vamos a echar a andar en condiciones normales las seis refinerías y luego evaluaremos si se deben reconfigurar para aumentar su producción”, explicó Nahle. 

El proceso de crudo de Petróleos Mexicanos (Pemex) en sus seis refinerías ha caído de una utilización de 83 a 40% en los últimos 10 años, y en lo que va del 2019 lleva un promedio de uso de 35% de la capacidad.

La funcionaria denunció que la situación de crisis que hoy vive el sistema se debe a que la administración actual encontró completamente vacíos los almacenes de refacciones de equipos que necesitan cambiarse, por lo que Pemex está realizando compras aceleradas tanto de algunos grandes equipos como de piezas que necesiten cambios o arreglos. “Dependemos de la velocidad en que trabaje el equipo de compras de Pemex”, aseveró Rocío Nahle. 

[email protected]