La Red Nacional de Escuelas de Ingeniería Petrolera reportó que tras la caída en el interés de los jóvenes por cursar la carrera de ingeniería petrolera por la crisis en el sector, ha vuelto a repuntar por la nueva estrategia del gobierno federal de fortalecer a Petróleos Mexicanos (Pemex).

El presidente del organismo, Pedro Rosales Gutiérrez, indicó que lo ocurrido tras la reforma energética, impactó tanto en los egresados como en el interés de los jóvenes de estudiar carreras relacionadas con la industria, ante el cierre de empresas y baja en actividades de Pemex.

En entrevista con Notimex, en el marco del IV Congreso Internacional Universitario del Petróleo y Energía, manifestó que Pemex recogió sus equipos de perforación y exploración, el área que empleaba a más egresados, pero las empresas que comenzaron a entrar en un momento dado, no realizan contrataciones.

“Fue una crisis grande, y creo que es el momento de que los egresados vuelvan a tener credibilidad en el sector energético y se trabaje en que incursionen en las empresas y no solo en Pemex, y que se están empezando a colocar en las mismas”, resaltó Rosales Gutiérrez.

La red, dijo, tiene afiliadas a 42 instituciones de educación superior en Tamaulipas, Nuevo León, Veracruz, Tabasco, Jalisco, Chiapas, Ciudad de México, entre otros estados, con una matrícula global de casi 4,000 estudiantes en el programa educativo de ingeniería petrolera.

El presidente de la Red Nacional de Escuelas de Ingeniería Petrolera dijo que el año pasado, en algunas escuelas de la red, "la matrícula no alcanzó para aperturar grupos y en otras había entre 12 y 15 alumnos, pero en el último ciclo escolar, hubo un repunte y se espera sea el comienzo ante el impulso que el presidente Andrés Manuel López Obrador le da a Pemex".

Rosales Gutiérrez manifestó que el ingeniero petrolero no sólo es para trabajos de exploración, sino también en áreas de seguridad, manejo de tiempos y movimientos, por lo cual está capacitado en materia de energía e hidrocarburos que requiere el país.

A través de un modelo dual que se trabaja con el Tecnológico Nacional de México, expuso, se incorpora a una empresa un estudiante para capacitarse, y en varios casos, cuando concluyen su carrera son contratados donde recibieron esa oportunidad.