Estados Unidos asumirá el recorte de 250,000 barriles diarios de crudo que le correspondían a México, mientras que el país contribuirá con una disminución de 100,000 barriles por día adicionales durante los próximos dos meses, con el fin de estabilizar al alza los precios internacionales del crudo, según se acordó en la novena reunión extraordinaria de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y aliados, en que el resto de los productores bajará en 10 millones de barriles diarios el resto de la producción, que será 23% más baja que en la actualidad, de 34.250 millones de barriles por día.

Así lo informó el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia matutina, donde explicó que la solicitud de los países petroleros a México era una reducción de 23% en la producción, similar a la del resto de los países firmantes. Sin embargo, la delegación mexicana encabezada por la titular de Energía, Rocío Nahle de forma virtual, rechazó esta solicitud, ya que al país invirtió muchos recursos para apenas lograr un aumento de la producción al iniciar el año tras 14 años de caídas.

“Nos pedían una disminución como la de Arabia, como la de Rusia, del orden del 23%, sólo que ellos producen 12 millones de barriles diarios en promedio igual que Estados Unidos”, dijo, “se comunicó con nosotros el presidente Trump y se llegó a un acuerdo de hacer una disminución de 100,000 barriles por día, mientras que Estados Unidos se compromete a reducir adicionalmente a lo que iba a entregar 250,000 barriles diarios, dijo el presidente Trump, que por México, para compensar”.

La resolución ya se oficializó y según la OPEP, este viernes continuará la reunión entre los productores, para ratificar el acuerdo al que se llegó ayer y que se había frenado en espera de que México, en su calidad del segundo mayor productor entre los países no OPEP, aceptara la cuota que se le solicitó.

Con esta medida, México reducirá en 5.5% su producción, dijo el presidente.

El domingo pasado, el primer mandatario mexicano dijo antes de esta negociación que del crudo que se produce en el país se enviarán 400,000 barriles por día al sistema nacional de refinación, para darle valor agregado. “Debemos de darle valor agregado a nuestra materia prima, no vender petróleo crudo”, aseguró ayer López Obrador.

En la comunicación con el presidente de Estados Unidos, se le pidió apoyo para la compra de 10,000 ventiladores y 10,000 monitores para enfermos graves de coronavirus en el país. El presidente Trump dará una respuesta al respecto la tarde de este viernes, tras consultar con los responsables de insumos del país vecino del norte, explicó el presidente mexicano.

El próximo lunes en la conferencia matutina el presidente dará un informe de actualización de la situación del coronavirus en México, con la participación del equipo de especialistas que ha diseñado la estrategia de contención nacional.

[email protected]