Después de que legisladores de Estados Unidos revelaran correos electrónicos que parecían mostrar que el presidente ejecutivo de Walmart, Mike Duke, sabía sobre los presuntos hechos de sobornos en México, la compañía aseguró que la información no es nueva ya que está dentro de la investigación en curso.

La operadora de tiendas de autoservicio informó que no hay nada nuevo en los datos dados a conocer este jueves por los congresistas Waxman y Cummings.

"Hemos proporcionado una amplia documentación al Departamento de Justicia y a la Comisión de Bolsa y Valores, incluyendo los documentos dados a conocer hoy, en el marco de nuestra cooperación permanente con las agencias policiales apropiadas al respecto", indicó.

En este sentido, la cadena de tiendas de autoservicio precisó que darán a los miembros del Congreso toda la información necesaria con la que puedan ayudar para la investigación.

"Estamos explorando formas de hacer que la información adicional esté disponible y estamos comprometidos en hacer todo lo posible para tratar adecuadamente sus solicitudes", mencionó.

También reafirmó que están comprometidos a continuar con un fuerte y eficaz programa anticorrupción, además de tomar todas las medidas adecuadas en cualquier caso de incumplimiento.