Una jueza desestimó una demanda legal que acusaba a las operaciones de Walmart en México de engañar a los accionistas durante un presunto esquema de sobornos.

La jueza federal en Nueva York rechazó el lunes las afirmaciones de los accionistas de que exejecutivos de Walmart sabían sobre las acusaciones de soborno o estaban obligados a saberlo.

La jueza federal de distrito Katherine Polk Failla destacó que Walmart no podría ser responsable por los actos de exempleados.

Esta y otras demandas surgieron a raíz de las acusaciones en el 2012 de que la unidad mexicana de Walmart pagó millones de dólares en sobornos para acelerar los permisos de construcción y obtener otros favores.

Las acusaciones causaron investigaciones de autoridades federales en Estados Unidos y México y una revisión de conformidad a las normas anticorrupción a nivel mundial de parte de Walmart, con sede en Bentonville, Arkansas.

El vocero de la compañía, Randy Hargrove, dijo que Walmart agradece la prudente consideración de la Corte y que la empresa está satisfecha con la decisión de desestimar las acusaciones.