Bajo la estrategia de valor agregado al producto, la industria nacional de la confección ya logró amarrar un proyecto con Wal-Mart, Suburbia y Sam’s en México para sustituir importaciones, principalmente asiáticas, adelantó Marcos Cherem, presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (CNIV).

Además, agregó, se trabaja con otros proveedores de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio (ANTAD) en el rubro de departamentales, pues se han percatado que no sólo el precio cuenta a la hora de resurtir las prendas de vestir, sino que el mercado mexicano tiene un plus en comparación al producto del oriente, calidad, diseño y rapidez de entrega.

Entrevistado por El Economista, el empresario explicó que las negociaciones con las cuatro tiendas de la controladora Wal-Mart se encuentran en una fase concreta de cómo dar valor al producto y cómo tener viabilidad a sus presupuestos de importación para sustituir mercancías.

Las tiendas, como Suburbia, dentro de su misión es dar preferencia al producto nacional siempre y cuando, otorguen servicio, precio y calidad comparable. Los comerciantes buscan producto en nuestro país para importar lo menos, aunque evidentemente lo seguirán haciendo , consideró.

Básicos para el éxito

Entre los segmentos de ropa que tienen oportunidad de expansión está la ropa para dama, además de productos básicos (playeras, camisas, pantalones, otros), en donde haya resurtidos de colores y tallas, que es la base de atender la demanda del consumidor.

Si un cliente importa prendas de vestir, sobre todo del oriente y las vende rápido, le toma seis meses para restituirlas, en cambio nosotros en tres semanas podemos repetir en tienda , refirió.

El Presidente de la CNIV afirmó que la industria está en pleno auge, pues prevén crecer 10% en el 2010, derivado de la recuperación de la economía estadounidense.  

[email protected]