El tráfico en la populosa Ciudad de México es uno de los peores del mundo. Según algunos índices, incluso es más grave que en Bangkok o Yakarta, donde los trabajadores se maquillan, desayunan y hasta se visten dentro de sus propios carros.

Buscando sacarle provecho a los atascos, la empresa Voom Flights, con sede en California, aterrizó en marzo en México con una plataforma para reservar vuelos en helicópteros y espera que su servicio se masifique en el resto de Latinoamérica y Asia.

"Existe demanda para gente que no quiere pasar tres o cuatro horas en el tráfico", dijo Uma Subramanian, directora general de Voom, en entrevista con Reuters. "En México existe un problema de congestión vehicular".

A través de una aplicación móvil, Voom, filial de la francesa Airbus, el mayor fabricante de aviones y equipos aeroespaciales del mundo, conecta en 12 minutos los 30 kilómetros entre el aeropuerto de Ciudad de México e Interlomas, uno de los centros urbanos de más rápido crecimiento.

En auto, el mismo trayecto podría tomar más de 180 minutos en horas de mucha congestión en el tráfico.

Por ahora, Voom está ofreciendo tres rutas desde el aeropuerto: una hacia el oeste de la capital y otras dos al Estado de México que, junto a Ciudad de México, conforman una congestionada y contaminada megalópolis de más de 24 millones de habitantes.

Subramanian dijo que la empresa prevé incrementar sus trayectos en los próximos meses, aunque no dio mayores detalles.

Latinoamérica, punta de lanza

Voom inició sus operaciones el año pasado en Sao Paulo, la segunda ciudad más poblada de AL por detrás de la capital mexicana, y, en un año ha movilizado a más de 4,000 personas, dijo Subramanian.

En México, prevén superar esa cifra en su primer año de operaciones y, posteriormente, analizan entrar en Buenos Aires, Bogotá, Ciudad de Guatemala y las populosas capitales asiáticas.

Latinoamérica no es la primera región con este tipo de servicios.

En varias ciudades europeas y algunas de Estados Unidos existen otras empresas que conectan pilotos de helicópteros con usuarios, pero Guatemala, México y Brasil tienen una ventaja comparativa: son de los países con el mayor número de helicópteros per cápita en el mundo.

La ejecutiva también aseguro que en Ciudad de México podrían aliarse con la española Cabify —como sucede en Sao Paulo— para completar los trayectos en taxi hasta los helipuertos.

Sin embargo, el precio para el trayecto más corto —2,500 pesos (unos 132 dólares)— podría ser restrictivo para muchos por lo que la empresa trabaja en implementar helicópteros eléctricos no tripulados para permitirse no sólo bajar las tarifas, sino también maximizar sus ganancias.

"En el futuro, con nuevos tipos de vehículos eléctricos, podríamos ser parte del sistema de transporte aéreo de Ciudad de México", dijo Subramanian. "Esperamos crear un nuevo modo de transporte en México".

erp