El segundo mayor fabricante mundial de camiones, el sueco Volvo, anunció este jueves la eliminación de 2,400 empleos, que se suma al recorte de otros 2,000 anunciado en octubre, tras un año 2013 difícil.

El año pasado, el beneficio neto del grupo fue tres veces inferior al de 2012, quedándose en 3,800 millones de coronas suecas, unos 430 millones de euros.

El volumen de negocios cayó un 9%, sumando 272,600 millones de coronas (30,900 millones de euros).

erp