Puebla, Pue. Por bloqueos desde la madrugada del jueves en la autopista México-Puebla, realizados por campesinos, las plantas Volkswagen de México y Audi determinaron suspender la producción en sus segundos turnos, medida que también aplicaron algunas de sus proveedoras.

Integrantes de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA) y del Frente Auténtico del Campo cerraron la autopista en ambos sentidos, además que mantuvieron bloqueada la caseta de Amozoc que sirve de salida rumbo a Veracruz.

A través de un breve comunicado, Volkswagen informó que debido a la situación de complicaciones de tránsito sobre la autopista, no había las condiciones para que laborará el segundo turno en la fábrica ubicada en el municipio de Cuautlancingo.

En tanto, la planta Audi ubicada en el municipio de San José Chiapa, anunció que los cierres en distintos tramos, representaron retrasos en las entregas logísticas y en el transporte de personal, situación que llevaba a parar labores este jueves.

Sin embargo, el turno central y el tercero permanecen sin cambios, pero que el transporte de personal para la salida del primero tendría retrasos en el camino.

Algunas proveedoras de las dos firmas alemanas y que se encuentran principalmente en el parque Finsa, que está también en Cuautllancingo, siguieron la misma decisión de avisar a sus empleados del segundo turno que no laborarían este jueves.

El dirigente de la UNTA en el estado, Eduardo Hernández Ponce, dijo que estaban haciendo plantones y cierres en las casetas de los municipios Esperanza, Amozoc; accesos al complejo fabril Finsa y centro comercial Outlet, así como en la zona de peaje de San Marcos, de la Ciudad de México.

El motivo de sus protestas es exigir diálogo al presidente Andrés Manuel López Obrador, así como que se deroguen las reformas al artículo 27 hechas en 1992 durante la administración de Carlos Salinas de Gortari.

También explicó que demandan detener el subejercicio de recursos, mismos que acusan no han sido entregados para los programas que tienen como objetivo apoyar a los campesinos, como “El campo es de todos”, “Impulso productivo” y los de la Secretaría del Bienestar, así como los dirigidos a las viviendas rurales.