Volkswagen anunció este jueves que en 2019 dejará de producir definitivamente a su mítico "Escarabajo", con dos últimos modelos para "celebrar la rica herencia" de un coche que marcó la historia del automóvil.

La empresa alemana terminará la producción del emblemático auto en 2019 y para cerrar el ciclo dos modelos especiales se unirán a la alineación para su último modelo: Final Edition SE y Final Edition SEL.

Disponibles en estilos de carrocería coupé y convertible, los modelos de la Edición Final incluyen equipos y elementos exclusivos de decoración diseñados para despedir al Beetle con estilo; los modelos también se inspiran en la carrera final del Beetle de primera generación en México, donde se monta el vehículo.

"La pérdida del Escarabajo luego de tres generaciones y cerca de siete decenios, debería provocar una variada gama de emociones entre sus numerosos devotos", dijo Hinrich Woebcken, CEO de Volkswagen América del Norte, quien subrayó que la empresa se concentrará en vehículos más grandes y coches eléctricos.

No obstante, el ejecutivo dejó abierta la puerta a que en algún momento el Escarabajo sea revivido. "Nunca digas nunca", afirmó.

El compacto escarabajo fue desarrollado durante la Alemania nazi en 1938 y 11 años después llegó a Estados Unidos, donde se convirtió en un símbolo de transportación utilitaria. El icónico vehículo se vendió durante aproximadamente 30 años hasta que su venta en Estados Unidos cesó en 1979. El último de los sedanes originales se produjo en Puebla, en 2003.

erp