Berlín.- El gigante alemán del automóvil Volkswagen tendrá que revisar cerca 600,000 camionetas Caddy en el mundo a raíz de la aparición de un fallo en el cierre del maletero de este vehículo utilitario, según un comunicado.

El problema afecta a los Caddy construidos entre noviembre de 2003 y enero de 2013, en total, 589,000 unidades, de ellas 284,000 en Alemania.

En un control de rutina, Volkswagen constató que el maletero se puede cerrar de manera súbita debido a un fallo en la fijación, según el comunicado difundido el miércoles por la noche. Los propietarios de estos vehículos ya han sido informados.

En noviembre pasado, Volkswagen tuvo que organizar la mayor operación de este tipo de su historia, al convocar 2.6 millones de vehículos, a causa de problemas en los faros de los Tiguan y los motores de los Amarok, otro utilitario del grupo.

mac