El potencial y oportunidad de hacer negocios para las empresas mexicanas en China, así como de las asiáticas en México es enorme, sin embargo, la volatilidad del tipo de cambio del yuan y los acuerdos comerciales con otros países, son variables que preocupan a los empresarios de ambas naciones, revela una encuesta de DHL para el fortalecimiento de los negocios.

Basado en una muestra realizada a ejecutivos de 100 empresas mexicanas exportadoras e importadoras de China, y 40 de la nación asiática, la empresa internacional de paquetería y mensajería destaca que el principal obstáculo de los chinos para el incremento de sus operaciones son los precios relativos, seguido por la cultura y el volumen de operación; mientras que las mexicanas señalan los precios y los aspectos normativos y legales.

El estudio Necesidades, tendencias y oportunidades del comercio exterior con China 2012 identificó un sinnúmero de oportunidades para crecer los negocios futuros entre ambas partes, entre los que destacan: precios, demanda, nuevos productos y mejoras en la producción.

De acuerdo con Chihon Ley, especialista en comercio exterior en China, México no debe ir a vender productos de manufactura intensivo en mano de obra como el textil, vestido, juguetes ni calzado, por el contrario, China tiene ya una clase alta que puede disfrutar de casa de lujo, diseños de última moda, autos costosos, vacaciones en el exterior y comidas finas .

Por ello, recomienda que las empresas que proyecten insertarse en el mercado chino deben afrontar la complejidad de un sistema con características particulares que es conocer previamente, como los mecanismos de inversión, clasificación de empresas, el marco impositivo que define la tributación diferenciada entre empresa nacional y china.

DHL y la Red Global de Exportación de China mencionan que el 38% de las firmas chinas tomaron contacto con sus contrapartes mexicanas a través de internet, mientras que una de cada cuatro lo hizo a través de ferias internacionales. Se verifica un caso similar en compañías mexicanas.

No obstante, recomiendan promoverse para encontrar negocios en las ferias internacionales.

En cuanto al medio de pago más utilizado es la transferencia bancaria en todos los casos; en segundo lugar destaca la carta de crédito, mayormente utilizada por las compañías chinas respecto a sus pares mexicanos.

Al menos de la mitad de las empresas exportadora mexicana incluyen financiación en sus operaciones. Las importadoras de México y las empresas chinas la utilizan en menor cantidad , precisa la empresa de mensajería.

lgonzalez@eleconomista.com.mx