El fabricante mexicano de vidrio Vitro dijo que ha iniciado el proceso para cobrar hasta 1,591 millones de dólares por daños y perjuicios causados por demandas presentadas por varios fondos de inversión, y que al final fueron desechadas por la justicia local.

Los fondos implicados se oponían a un plan de reestructuración de deuda de la empresa, que fue aprobado a principios del año por una corte mexicana.

"Los recursos pagados por Vitro a favor de los tenedores que se opusieron a la reestructura se encuentran en un fideicomiso en el que se estipula que Vitro puede cobrarse lo que dichos acreedores le deban por este tipo de acciones", dijo la compañía.

Vitro dijo que los fondos que se encuentran en riesgo de pagar los daños son:

  • Moneda
  • Brookville Horizons Fund
  • Davidson Kempner Distressed Opportunities Fund
  • Knighthead Master Fund.

Además dijo que ha solicitado información para saber si estos tenían algún acuerdo para compartir los costos de los pleitos legales con otros fondos disidentes al plan de reestructuración.

"Si existe tal acuerdo, buscaremos la recuperación de dichos daños por parte de todas las partes involucradas, incluyendo Aurelius y Elliott", dijo Claudio Del valle, director general de Reestructura de Vitro, citado en un comunicado de la empresa.

Vitro, que solicitó protección contra sus acreedores en el 2010 en México y Estados Unidos tras registrar fuertes pérdidas en derivados, ha enfrentado una larga batalla legal con los fondos Elliott Capital Management y Aurelius Capital Management, que poseen bonos de la empresa mexicana garantizados por sus subsidiarias estadounidenses.

La justicia de Estados Unidos no avaló el plan de Vitro para reestructurar 3,400 millones de dólares de deuda por considerarlo contrario a las normas de ese país.

Las acciones de Vitro cedieron 0.06% en la bolsa mexicana, para cerrar en 16.01 pesos.

PODRÁ COBRAR A SUBSIDIARIAS

Vitro informó que la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito en Nueva Orleans, Estados Unidos, levantó las órdenes que suspendían las acciones de cobro contra sus subsidiarias por parte de los fondos disidentes.

En información enviada al público inversionistas, argumenta que en vista de esta decisión, la empresa podría enfrentar una situación única, ya que tiene dos disposiciones contradictorias y por lo tanto dos obligaciones muy diferentes en ambos países.

En este sentido, precisa, "la deuda que podría servir como base para las acciones de cobro de los fondos disidentes en Estados Unidos se ha reestructurado y reemplazado con nueva deuda en México".

Por lo anterior, la compañía vidriera anuncia que evalúa las implicaciones financieras de esta particular situación.

apr/ Con información de Reuters y Notimex