Un jurado deliberará pronto sobre una demanda federal derivada por un accidente automovilístico en Minnesota en el 2006 que dejó tres muertos.

Se espera que los alegatos finales sean presentados este miércoles.

Varias personas demandan a Toyota Motor Corp. por el choque, incluso el conductor del automóvil, Koua Fong Lee. Este pasó dos años y medio en la cárcel por el choque hasta que quedó en libertad después que algunas versiones sugirieron que los Toyota tenían un problema súbito de aceleración.

Lee afirma que su Camry 1996 aceleró por su cuenta cuando salía de la carretera interestatal 94. El vehículo embistió la parte trasera de un Oldsmobile matando instantáneamente a dos personas y paralizando a una niña que murió más adelante.

El abogado de Toyota afirma que los sistemas de frenos y aceleración del vehículo funcionaban adecuadamente.

El automóvil que conducía Lee es anterior a los modelos cuyo retiro ordenó Toyota debido al problema de aceleración súbita.

erp