La novena edición del Buen Fin generaría ventas por encima de 118,000 millones de pesos, lo que significaría un incremento de por lo menos 5%, comparado con 112,400 millones de pesos logrados en su versión del 2018.

Pese a la desaceleración económica registrada en México, Ernesto Acevedo, subsecretario de la Industria y Comercio de la Secretaría de Economía, destacó cinco factores que ayudarán a alcanzar el porcentaje de ventas antes estimado.

“El consumo estará alentado por las tasas de inflación que son bastante menores a las observadas en noviembre del año pasado. En el 2018, la tasa de inflación anual se encontraba cerca de 4.7%, para la primera quincena de septiembre de este año se encuentra ligeramente por debajo de 3%”, explicó.

Refirió que el incremento en el salario mínimo de 16%, realizado a principios del año, combinado con menores tasas de inflación, generaría un mayor poder adquisitivo. Sumado a los niveles de confianza que, si bien han registrado disminuciones, Acevedo destacó que son mayores a los presentados en octubre y noviembre del año pasado.

El cuarto elemento que favorecerá al Buen Fin, según el funcionario, son los recientes recortes en la tasa de interés referencial por parte del Banco de México, equivalentes a una disminución de 25 puntos base, al pasar de 8.0 a 7.75 por ciento.

“Esta diferencia alienta el consumo y la inversión. En cualquier caso, las disminuciones promueven actividad económica y comercial”, indicó.

Por último, mencionó que los créditos personales y automotrices presentan una mejoría respecto a los niveles previos, sumado a que los créditos otorgados por la banca comercial se encuentran en números sanos.

Prevén menos uso de efectivo

Con esta novena edición del Buen Fin, que se llevará a cabo del 15 al 18 de noviembre, también se espera una disminución en el pago con efectivo para darle paso a medios de pago como las tarjetas de débito y crédito; además de que comenzará a participar el sistema de cobros y pagos CoDi lanzado el pasado 4 de septiembre.

“Cada año aumenta la proporción de ventas de medios electrónicos contra los pagos en efectivo y eso incide en la trazabilidad de las operaciones no sólo generando más transparencia sino en mayor beneficio de la formalidad”, expresó José Manuel López Campos, presidente de la Concanaco Servytur. En la edición del 2018, se registró una participación de 83,000 establecimientos comerciales, un aumento anual de 43 por ciento. Las compras por internet reflejaron un alza de 36% a 7,000 millones de pesos. “El Buen Fin es un esfuerzo exitoso, basta recordar que en la primera edición alcanzaron 40,000 millones de pesos, ello significa que en un lapso de ocho años las ventas han crecido en más de 180%”, expresó Francisco Lelo de Larrea, subdirector de Investigación Económica CCE-CEESP.

[email protected]