La automotriz alemana Volkswagen comenzó a sufrir las consecuencias del escándalo de sus motores trucados en Estados Unidos al registrar una débil progresión de sus ventas (0.24%) en octubre, mientras que la demanda de automóviles de otras marcas en el mismo período en todo el país alcanzó cifras récord.

El gigante de las 12 marcas, que en septiembre tenía el 3% del mercado estadounidense y presume de un volumen de negocios anual de 200,000 millones de euros, vendió 30,387 vehículos el mes pasado.

NOTICIA: General Motors reporta ganancias trimestrales récord

"En este año de boom de ventas de automóviles, ningún constructor debería quedarse tranquilo por haber registrado resultados estables en un año, pero es lo mejor que Volkswagen puede esperar", destacó la analista Jessica Caldwell.

Volkswagen confesó a mitad de septiembre que había equipado 11 millones de coches en todo el mundo con un programa capaz de falsear los resultados de los tests antipolución.

El lunes, la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), que reveló el fraude, acusó al grupo alemán de haber violado las normas también con motores diésel de tres litros de las marcas de lujo Audi y Porsche.

NOTICIA: Ventas de Fiat Chrysler suben 2% durante agosto en EU

La estabilidad en las ventas de la marca alemana no acompaña el impulso que registró la industria automotriz en el país en el mismo mes. Este rubro obtuvo ventas récord debido a una fuerte demanda de autos grandes, alimentada por los bajos precios de la gasolina.

Las ventas del mes pasado deberían ser la mejores desde octubre de 2001, pronosticó el gabinete especializado Edmunds.com.

Desde los "Big Three" (General Motors, Ford y Fiat Chrysler Automobiles) hasta las marcas niponas Toyota, Honda y Nissan, vendieron más automóviles de lo previsto en octubre, con aumentos superiores al 10 por ciento.

NOTICIA: Beneficio de Ford salta 129% en el tercer trimestre

El primer grupo automotor del país, General Motors, vendió 262,993 vehículos, lo que representa una alza de 16% en un año, contra los 254,050 que preveía Edmunds.com. La marca Chevrolet registró su mejor mes de octubre en más de 10 años gracias a su modelos SUV Silverado y Colorado.

La pickup F-150 de Ford justificó su alza de 95% de las ventas, y Fiat Chrysler Automobiles (ex Chrysler), el tercer constructor estadounidense, vendió 195,545 vehículos en el último mes, un alza de 14.7% en un año. Mejor que los 194,313 que pronosticaban los analistas de Edmunds.com.

El constructor japonés Toyota, presente desde hace años en Estados Unidos, vendió por primera vez 200,000 vehículos en octubre, contra los 194,255 previstos. La empresa atribuye este éxito a la fuerte demanda por sus autos de gran tamaño: SUV Highlander y RAV4.

Nissan por su parte vendió 116,047 vehículos, un alza de 12.5%, cuando se preveía vender 112,357 unidades.

erp