Las ventas minoristas en el país registraron una desaceleración en septiembre al crecer 5.2% a tasa anual desestacionalizada, 1.1 puntos porcentuales menos que en agosto cuando se registró un crecimiento histórico de 6.3%, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Las ventas minoristas sorprendieron de forma negativa en septiembre al contradecir el notable crecimiento registrado en los datos de la ANTAD y las ventas de autos del AMIA , consideró el analista de Invex, Joan Enric Domene.

En agosto, otros indicadores de consumo, como las ventas que reporta la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), registraron en septiembre un crecimiento histórico anual de 8% en términos nominales.

La desaceleración que registraron las ventas minoristas en el noveno mes se explica por el débil desempeño que mostraron algunas ramas de la actividad económica. Por ejemplo, las ventas de abarrotes y alimentos tuvieron una caída de 1.9% cuando en el mes anterior habían crecido 9.2%; ropa y accesorios de vestir crecieron 3.1 contra 11.9% que crecieron en agosto; los artículos para el cuidado de la salud pasaron de un crecimiento de 21.3% en agosto a uno de 15.9% en septiembre.

Por el contrario, algunas ramas que mostraron una aceleración en septiembre fueron las ventas en tiendas departamentales, las cuales crecieron 18.9 contra 14.9% que crecieron en agosto; el calzado creció 21.4%, mientras que en agosto su crecimiento fue de 12.7 por ciento.

Para la analista de Grupo Financiero Ve por Más, Pamela Díaz Loubet, si bien la cifra contrasta con las altas variaciones de meses previos, ésta no representa un punto de inflexión en la tendencia del indicador, por lo que considera que el consumo permanece sólido en el 2015.

Prevemos un impacto favorable sobre la actividad económica, pese a que dicho impacto podría ser aminorado por aspectos relacionados con la desaceleración en la industria manufacturera , dijo.

[email protected]